Colombianos  eligieron a Gustavo Petro  como su Presidente

Con la elección de Gustavo Petro Urrego como presidente con 11.281.013 Votos que representa el 50.44% frente a 10.580.412 Votos con el 47.31 % que logró Rodolfo Hernández, los colombianos han concurrido de  manera  histórica  a  las urnas.

Colombia acaba de romper varias de sus costumbres más arraigadas. La más importante: por primera vez en su historia republicana, el país tendrá un gobierno de izquierda  de  clara  tendencia progresista con el concurso de  varios  sectores y movimientos  políticos y sociales.

Lo más parecido se remontaba a los años 40, cuando terminó el segundo mandato de Alfonso López Pumarejo; pero después, con las guerrillas que surgieron en el campo bajo el paraguas ideológico de la Revolución cubana, todo se distorsionó, pues la guerra —el terrorismo, los secuestros, los millones de desplazados— hizo imposible durante seis décadas hablar con normalidad de izquierda democrática con estilo liberal.

Otro de los precedentes que estas elecciones destrozaron fue la abstención de los colombianos, cuyas cifras altísimas nos habían permitido siempre temer una ruptura entre la democracia y la gente. Nunca habían votado tantos en Colombia, y nunca —esto es más importante todavía— había sido elegido un presidente con tantos votos.

Esto es bueno, por supuesto, pero todo tiene un lado oscuro en la política actual: pues la enorme afluencia de votantes en estas elecciones también se debió a la impresión de hecatombe inminente que impregnó el ambiente de las últimas semanas. Los dos extremos vendieron la idea de que la victoria del contrario significaría el hundimiento sin remedio del país. Y eso no es tan bueno.

La buena noticia es que el Petro que ganó las elecciones no es el mismo que ganó la primera vuelta: en estas semanas se han unido a su partido figuras moderadas que llegan de otros lugares políticos, concitan el respeto de muchos y permiten pensar en algo que los colombianos nunca hemos sabido hacer: negociar.

De eso dependerá, el éxito de su gobierno y el Pacto Histórico: de su disposición para ceder, rodearse de los que piensan distinto, escuchar a los otros y a veces concederles la razón.

Un hecho relevante  por  destacar tiene que ver con que llegará  a  la  vicepresidencia de la República una  mujer afro de origen Caucano  como lo es Francia Elena Márquez Mina, modelo de  mujer luchadora  de alto  contenido  social que  rompe  todos los esquemas tradicionales.

Por primera vez unamujer afro estará a la casa presidencial. Márquez Mina representa y encarna la lucha colectiva por la igualdad de género y étnica. Su vida misma es el reflejo de eso, de ahí  la importancia que una  mujer de su  talante represente lo que  ella  misma llama «Los  nadies y nadies».

De  hecho sus coterráneos aportaron 515.074 Votos  con el 79.02 % del total de  la  votación en el Cauca  por la fórmula del Pacto Histórico  ante 122.693 Votos  con el 18,82% que registró La Liga de Gobernantes Anticorrupción  de Rodolfo Hernández y Marelen Castillo.

En Puerto Tejada Gustavo Petro alcanzó  un total de  19.380 Votos con el 88.46 %  y Rodolfo Hernández 2.121 votos  lo que  representa el 9.68 %  de la votación  total.

Las calles de todos los  municipios del Cauca como Puerto Tejada se  vieron  abarrotadas de  autos, motos  y personas simpatizantes de  Gustavo Petro y Francia Márquez, que marchaban con banderas para demostrar su apoyo a  los  triunfadores  de esta jornada  electoral.