Alcalde de Jamundí denuncia que “969 dosis de vacunas Covid-19 están  embolatadas”

 

Andrés Felipe Ramírez Restrepo, alcalde de Jamundí, denunció este sábado que 969 dosis de la vacuna contra el covid-19 que habían sido entregadas al Hospital Piloto de ese municipio, no aparecen y se desconoce qué pasó con las mismas.

La situación fue denunciada a través de un video, publicado en las redes sociales del mandatario, donde Ramírez explica que se han venido identificando irregularidades en el hospital, por las cuales algunos funcionarios han sido removidos de sus cargos, y que los detractores de su gobierno han calificado como «masacre laboral» o «crisis económica» en la institución de salud.

«El 14 de julio en cruce de bases de datos que realizó la Secretaría de Salud Municipal, se encontró que faltaban 969 vacunas sin reportar, por lo que se notificó inmediatamente al hospital y se le solicitó verificar las bases de datos para encontrar las 969 personas a quienes se habría aplicado la vacuna y que no estaban reportadas», dijo el Alcalde.

«En este proceso también fuimos al hospital, contrastamos las actas de entrega y todo el actuar de la Secretaría y encontramos una situación que es importante que ustedes conozcan: los biológicos, pese a que fueron entregados a la IPS, no están registrados y no se tiene trazabilidad de dónde pueden estar o cuándo fueron aplicadas, algo que prende las alarmas y nos obliga actuar ya de manera más contundente», alertó el mandatario.

De acuerdo con Ramírez, en el marco de la investigación sobre la pérdida de las vacunas se verificó posibles errores de digitación en el proceso, no obstante, se encontraron «muchas presuntas irregularidades, por citarles una de ellas, el líder del proceso de vacunación del hospital aceptó que llenaron consentimientos informados por sí mismos, incurriendo en una falta gravísima como es la falsedad de documento público, entre otras irregularidades en el archivo y digitación de la información».

El Alcalde de Jamundí enfatizó que en el Hospital Piloto no hay ninguna crisis económica ni se está adelantando una persecución laboral. La gerencia de la institución de ha decidido apartar a algunas personas de sus labores dentro del hospital por las irregularidades que se encontraron en el proceso de vacunación contra el Covid-19 y por la pérdida de los 969 biológicos, situación que es atendida por grupos especiales enviados por la Secretaría de Salud del Valle y por el Ministerio de Salud.