Mueren 6 jóvenes al ser arrollados por Camioneta en Santa Marta

Conmoción total en la ciudad de Santa Marta  tras  un trágico accidente ocurrido en la madrugada de este  lunes  13 de  septiembre el cual deja como saldo 6 jóvenes muertos, y un menor de 13 años de edad mal herido, una camioneta que iba a alta velocidad los arrolló cuando ellos cruzaban la calle.

Como Enrique Rafael Vives Caballero fue identificado hombre que esta madrugada, arrolló a 7 personas y le quitó la vida a seis de ellas en la Troncal del Caribe, en sector de Gaira así lo confirmó el comandante de la Policía de Tránsito de Santa Marta.

Según el oficial Wilson Mendoza, el joven conducía con exceso de velocidad y grado dos de alcoholemia en el momento en que las 7 personas fueron arrolladas en la carretera, justo cuando cruzaban la vía rápida en medio de la oscuridad.

El conductor fue capturado por el delito de homicidio culposo y en estos momentos se encuentra en proceso de judicialización. La camioneta que conducía era una Hilux Toyota color gris.

Vives Caballero es un joven empresario de Santa Marta, residente en el barrio Bavaria, perteneciente a una familia de propietarios de reconocidos restaurantes y otros negocios gastronómicos en la ciudad. Esta persona también fue aspirante al Concejo de Santa Marta en el año 2015 por el Movimiento Otra Santa Marta es Posible.

Las  víctimas de  este aparatoso accidente  fueron identificadas  como: Los hermanos Camila Romero de 18 años y Lenoir Romero, Juan Diego Alzate, Camila Martínez, Laura Valentina de Lima  y Rafaela  una  joven Venezolana que laboraba en la panadería Antojo ubicada en la calle 6.

En este hecho también resultó gravemente herido un menor de edad conocido como: «Brayan» de aproximadamente 14 años de edad, testigos del hecho pensaron que el niño había muerto también, pero un paramédico le tomó los signos vitales y aún tenía vida, rápidamente fue trasladado hasta una clínica de la ciudad de Santa Marta donde a esta hora lucha por su vida en la unidad de cuidados intensivos.

Momentos de dolor, llantos en familiares, y amigos, personas desmayadas se vivieron en el lugar de los hechos, varios cuerpos de las víctimas mortales quedaron desmembrados