Denuncian  que vehículos recolectores de basura de  Jamundí estarían botando en Puerto Tejada

Redes  ciudadanas han denunciado en los últimos que días varios  vehículos recolectores de basuras de Jamundí  estaría  depositando los  desechos sólidos  en el relleno sanitario a  cielo abierto que  viene  funcionando desde hace varios  años en la vereda de Cañas- México.

Ante la  imposibilidad de  operar el relleno Colomba El Guabal de Yotoco en donde la mayoría de  los municipios del Norte del Cauca y sur del Valle del cauca realizan la  disposición final de  basuras, el basurero de Puerto Tejada  está siendo habilitado para servir  como vertedero final  lo que lo convierte en regional y sin las  autorizaciones  debidas de  la  autoridad  ambiental.

El Alcalde de Puerto Tejada Dagoberto  Domínguez Caicedo pidió que se investigue este hecho el cual considera  muy grave   y espera una  explicación de la empresa  Caucaseo sobre esta  situación pues no ha  autorizado  ni autorizará que otros municipios vengan a botar sus basuras  a  Puerto Tejada.

Se espera  el  pronunciamiento de  Caucaseo empresa que administra  este basurero y presta  el servicio de  recolección en Puerto Tejada, en los  predios de  la  otrora  Granja Experimental de Fedecacao que  pasó al municipio y fue  cedida  en comodato a  un empresa  particular por 99  años para su usufructo.

De igual manera  se  investiga  si  otros municipios estarían  depositando sus  desechos residuales de basuras  en este relleno que está a  escasos  metros del río Guengué y a un kilómetro del casco urbano de  la  ciudad por  donde  además  pasa  la  variante  de  la  carretera Panamericana.

No hay un pronunciamiento de la CRC sobre  el tipo de  la  carga  contaminante que se  está  recibiendo el  basuro El Cortijo de  Puerto Tejada  y el manejo de  los  lixiviados (líquidos altamente contaminantes que se generan por la descomposición orgánica de los residuos) .

Grupo de  ciudadanos, veedores cívicos y dirigentes  comunitarios esperan un informe sobre la operación de este  relleno  sanitario y si realmente se  están  cumpliendo  las distintas normas que regulen tanto al personal que labora en el lugar, como aquel encargado de recolectar la basura, así como otros factores que derivan del espacio que ya genera la  montaña  de basuras que se ha acumulado.

Una de las  mayores  preocupaciones con este  basurero a  cielo abierto  en Puerto Tejada  es saber  ciencia cierta si está funcionando debidamente el sistema de drenaje  que resulta de suma importancia para que los lixiviados no lleguen al subsuelo ni a los mantos freáticos, evitando su contaminación de  una  corriente  hídrica como lo constituye el río Guengué, afluente del río La  Paila, este a su vez  de El palo, quien finalmente nutre con sus  aguas el río Cauca.

Camila Cifuentes Valencia

 

 

Redacciòn