Santos advierte al Fiscal que no se usará aspersión aérea

11165148santos-presidente-martinez-nestor-humberto-fiscal

El presidente Juan Manuel Santos señaló que en el país no se volverá a asperjar cultivos ilícitos, pese a la solicitud realizada por el fiscal general Néstor Humberto Martínez hace unas semanas. “Eso que quede claro”, dijo el mandatario.

aspersion11

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, descartó el uso de la aspersión aérea sobre cultivos ilícitos en el país. El mandatario hizo la afirmación en el Gran Foro de la Biodiversidad, organizado este miércoles por Colciencias y Bibo, de El Espectador.

La declaración del presidente se da semanas después de que Néstor Humberto Martínez, fiscal general, pidiera al Consejo nacional de  Estupefacientes “evaluar la política vigente de erradicación de cultivos ilícitos” y “considerar explícitamente la conveniencia de reanudar la aspersión aérea”.

Santos explicó en el foro que para tomar la decisión de suspender la aspersión se tuvieron en cuenta estudios sobre el impacto de esta en la salud pública y su inefectividad en contra las siembras ilegales y la economía del narcotráfico.

También señaló que Colombia era el único país del mundo que utilizaba la aspersión para erradicar este tipode cultivos, una decisión que afectó la relación con los países vecinos y que, además, no significaba una solución estructural. «Con el fin del conflicto, por primera vez, vamos a tener la oportunidad de una solución estructural», dijo.

El fiscal Martínez solicitó también la realización de una reunión extraordinaria del Consejo Nacional de Estupefacientes para hacerle frente al incremento de cultivos en el país que, según la Oficina de las Naciones Contra la Droga y el Delito (Unodc), tuvo un aumento del 39 % entre 2014 y 2015.

Por parte del gobierno, también las carteas de Salud y Ambiente se han opuesto a la reutilización de este modelo, sobre todo a aspersión con glifosato. Alejandro Gaviria, ministro de Salud, le recordó al fiscal que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a esta sustancia como » probablemente cancerígena en humanos» y que esa fue  la razón que  acogió la  Corte  Constitucional para  ordenar la  suspensión de  las  asperciones desde  2015.

1470665532_974163_1470665648_noticia_normal

Por su parte, Luis Gilberto Murillo, ministro de Ambiente, señaló que, además de las consecuencias que podría tener la aspersión con glifosato en la salud de las personas, el impacto sobre el medio ambiente es  negativo.

Muy a pesar de esta oposición por parte del gobierno nacional, Kevin Whitaker, embajador de Estados Unidos en Colombia, señaló hace unos días desde Cartagena que el glifosato era «efectivo y seguro», y que el gobierno de los Estados Unidos estaba dispuesto a  hablar sobre  el  asunto si  Colombia  así  lo deseaba. «El fiscal ha planteado la posibilidad de reiniciar el programa. Si Colombia decide que es importante y quiere hablar con nosotros, estamos abierto”, dijo.

Aunque la Corte Constitucional ordenó la suspensión de este método en 2015, el tema de la aspersión se viene tratando desde años anteriores. En 2014, el Consejo de Estado condenó a la Nación por los daños que causó la aspersión aérea con glifosato en cultivos de lulo de un campesino en un predio rural de Algeciras, Huila.

Fue la misma entidad la que sugirió al Gobierno examinar la posibilidad de utilizar alternativas diferentes para la erradicación de los cultivos ilícitos para prevenir daños a la población y al medioambiente.