Fracasó conciliación entre Sigifredo López y la Fiscalía

sigi2jun

El ex diputado del Valle le había pedido a la Fiscalía más de $20 mil millones por haberlo privado injustamente de su libertad en 2012.

La Fiscalía le ofreció a Sigifredo López $611 millones de reparación por haberlo detenido injustamente. /Archivo.

A la oficina del magistrado Leonardo Torres, del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, llegó la demanda en contra de la Fiscalía que presentó Sigifredo López en enero del año pasado. Las pretensiones de López eran puntuales: que le pagaran a él y a otros 14 miembros de su familia más de $21 mil millones por haber sido privado de su libertad injustamente en 2012. Archivado el caso, la Fiscalía y Sigifredo López comenzaron un proceso de conciliación que acaba de invalidar el magistrado Torres.

En nombre del Tribunal de Cundinamarca, el magistrado rechazó la oferta que le hizo la Fiscalía a López en busca de remediar el daño causado: el exdiputado del Valle fue detenido a raíz de una investigación en su contra por los delitos de toma de rehenes, perfidia, homicidio agravado y rebelión.

FILE - In this Wednesday, May 16, 2012 file photo, released by Colombia's Prosecutor's Press Office, Sigifredo Lopez, a former provincial lawmaker, right, is escorted by members of the prosecutor’s office after his detention in Bogota, Colombia Authorities arrested Lopez for allegedly telling leftist rebels in detail how to kidnap his fellow lawmakers. Lopez was among legislators the insurgents seized in the 2002 raid in Cali. All of the 11 other lawmakers were executed by the rebels five years later under circumstances that remain unclear. Now in prison, Lopez on Monday, May 28, 2012, vowed his innocence and said he was the victim of a miscarriage of justice. (AP Photo/Prosecutors Press Office, File)

Fue capturado el 16 de mayo de 2012 y pasó tres meses privado de la libertad, luego de que tres testigos señalaran que había participado en el plan de las Farc para secuestrar a los diputados de la Asamblea del Valle del Cauca.

IMAGEN-11819164-2

El secuestro se cometió el 11 de abril de 2002 y 12 diputados, incluido López, quedaron a merced de las Farc. Once de ellos fueron masacrados por la guerrilla en junio de 2007. López recuperó su libertad en 2009.

La Fiscalía comprobó que los testimonios que enlodaban a Sigifredo López eran falsos y el mismo fiscal general de ese momento, Eduardo Montealegre, le ofreció disculpas en un acto público en octubre de 2012. Pero el daño ya estaba hecho. Y por eso, López y su familia presentaron la demanda en contra de la Fiscalía en enero del año pasado. La Fiscalía contestó ese mismo año y, en el documento conocido , le ofreció un total de $611 millones, monto en el que se incluían las reparaciones a los 14 miembros de la familia de Sigifredo López, y el pago de un técnico forense y de un abogado para su defensa, entre otras cosas.

La Fiscalía dejó en libertad a Sigifredo López, el dirigente liberado investiga do porque supuestamente participó en el secuestro del que fueron víctimas doce diputados del Valle del Cauca, entre ellos él mismo, en abril de 2002. (Colprensa - Archivo).

Aunque la diferencia entre la suma que pedía López y la que presentó la Fiscalía era abismal –ni siquiera representa el 3% de lo solicitado en la demanda–, el exdiputado y el organismo llegaron a un acuerdo exitoso el 6 de noviembre pasado. Sigifredo López y su familia aceptaron la oferta.

Para comienzos de este año la Fiscalía y Sigifredo López tenían asegurada su conciliación. Pero el despacho del magistrado Leonardo Torres revisó atentamente el acuerdo para establecer si el monto que había ofrecido pagar la Fiscalía, con dineros de la Nación, estaba acorde a los perjuicios y daños causados al exdiputado del Valle. La respuesta fue que el monto ofrecido por el ente investigador sobrepasaba los topes ya establecidos por el Consejo de Estado.

Según el documento del magistrado Torres, sólo por permanecer dos meses y 28 días en prisión, Sigifredo López podía recibir 35 salarios mínimos –unos $24 millones–. En cuanto a la indemnización por afectación a bienes legales, el Tribunal de Cundinamarca consideró que, aunque sí podía pagarse el monto ofrecido por la Fiscalía de 100 salarios mínimos, esa cifra debía tasarse mucho más baja pues no sería justo desconocer los actos que el ente investigador ha realizado para enmendar el error, haciendo referencia al acto de disculpas que realizó la Fiscalía.

El desacuerdo más grande que tuvo el magistrado Torres con la petición de Sigifredo López y la oferta de la Fiscalía, fue en lo que tiene que ver con el lucro cesante, es decir, con el dinero que el exdiputado dejará de producir a raíz del escándalo al que fue vinculado en 2012: haber ayudado, según la Fiscalía, a secuestrar a sus propios colegas.

El monto que inicialmente había pedido López era de $5.621 millones, mientras que la propuesta de la Fiscalía, basada en las estadísticas que maneja el SENA del tiempo que se demoraría una persona en recuperar su trabajo después de estar en la cárcel, era de $18 millones.

“Se trata de un daño incierto porque no se sabe cuáles son las aspiraciones del accionante”, explicó el Tribunal de Cundinamarca, que además señaló que el monto propuesto por la Fiscalía no tenía ningún respaldo. A la espera de que el tribunal se pronuncie con el fallo de primera instancia en el que se estipule cuál será la suma que el Estado le tendrá que pagar a Sigifredo López Tobón, la decisión de no aceptar el acuerdo entre él y la Fiscalía podría marcar el camino de lo que, al final de cuentas, será la indemnización que reciba el ex diputado por haber sido detenido y señalado por la Fiscalía de haber sido el cerebro del secuestro de sus compañeros.