Un fulminante Infarto no permitió a Arizabaleta gozar de su libertad

fanor

Este domingo murió el ex capo del Cartel de Cali, Phanor Arizabaleta Arzayús, a sus 78 años, luego de ahber sido dejado en libertad  condicional por un juez de Ibagué el pasado 28 de marzo.

De acuerdo con fuentes del Centro Médico Imbanaco, el excapo estuvo hospitalizado la semana pasada debido a complicaciones de salud y pero fue dado de alta.  No obstante, tuvo una recaída que lo obligó a regresar al centro asistencial y que ocasionó su fallecimiento por un infarto. 

Arizabaleta era señalado de ser el quinto hombre al mando del extinto Cartel de Cali había salido de la cárcel Picaleña, de Ibagué, luego de que un juez considerara que podía salir en libertad condicional.

El excapo había sido condenado a  28 años de cárcel por secuestro extorsivo pero obtuvo varios beneficios debido a su buen comportamiento y a los trabajos sociales que realizó en el penal.

En marzo de 2012, Phanor Arizabaleta llegó a Colombia tras ser deportado por las autoridades norteamericanas, donde solo estuvo ocho meses detenido.

En este caso, la Corte de Columbia condenó a Arizabaleta a cuatro años, pero por una negociación con la Fiscalía solamente cumplió ocho meses en ese país y el año que estuvo preso en Colombia, luego de su detención en Cali, en septiembre del 2010.

Los cargos en EE.UU. contra Arizabaleta y su sobrino José Fernando (detenido un día después), eran por enviar cocaína a Estados Unidos, según ese Gobierno, desde 1996.

Estas personas presuntamente trabajaban con una organización que delinquía en Guatemala, El Salvador y México.

Arizabaleta Arzayús llegó a ser pieza clave en la legalización de insumos importados por los hermanos Rodríguez Orejuela para producir clorhidrato de cocaína y, posteriormente, se convirtió en empoderado para manejar todas las acciones de secuestro y extorsión del Cartel de Cali, donde también hizo parte de la cúpula junto con José ‘Chepe’ Santacruz Londoño y Helmer ‘Pacho’ Herrera.