“Los médicos vamos a morir de pie, luchando por los derechos de los paciente” presidente de SIMUC

 

“Al médico lo hacen responsable de los problemas del sistema y ha tenido que reemplazar su ética profesional por una ética corporativa”. Con estas palabras, el  presidente del  Sindicato Médicos Unidos de Colombia (SIMUC),  Aníbal Hurtado advirtió en nombre del gremio que el actual sistema de salud en Colombia obliga a los médicos a regirse por unas normas que no permiten solucionar los problemas de los pacientes y degradan la profesión.

De acuerdo con el directivo, una de las principales preocupaciones frente a la actual crisis del sistema de salud es la intermediación de las EPS entre el médico y el paciente, pues el interés de éstas es solo económico. “No han existido garras dentro del sistema para controlar (a las EPS) y buscar los equilibrios.  Los médicos y los pacientes están en debilidad de condiciones  (frente a las EPS)”.

El problema en concreto –dice el dirigente  sindical- al referirse al sistema de salud “se está gestando un desconcierto entre normas y normitas que no están buscando la proyección de la profesión”.

Esto quiere decir que la atención de los pacientes no depende del criterio e interés del especialista por brindar una atención de calidad,  sino de lo que permitan los centros de salud y las EPS.

Al respecto, expuso que se va  hacer un llamado y exigir para que el gobierno nacional a través del Ministro de Salud y Protección Social, Alejandro Gaviria , se comience a  reconocer las restricciones y dificultades  del sistema de salud y asegurar que esta cartera  insista en el respeto que deben tener las EPS  por el criterio médico y por la salud del paciente. Así mismo, le pidió a los galenos, los centros de salud y las facultades de medicina hacer uso de su autonomía y autorregularse para ofrecerles lo mejor a los pacientes, más allá de las normas que estaría imponiendo el sistema de salud.

SONY DSC

“Los médicos vamos a morir de pie, luchando por los derechos de los paciente” dijo el  presidente de SIMUC en su reciente visita al Valle del Cauca.

Ante el panorama expuesto  y la realidad de  la salud  expuesta por el médico sindicalizado nos hacemos las  siguientes  preguntas:

Va a explotar el sistema de salud actual con los recobros en medicinas y la corrupción de las EPS? ¿Es viable el sistema de salud colombiano? ¿Es posible tener una atención de calidad? La respuesta a todas estas preguntas podría ser apocalíptica pero  cuales son las principales fallas?

La primera es el fraccionamiento, es un sistema donde para ser atendido hay que ir a dos o tres lugares, pedir autorizaciones y realizar muchos trámites. No hay un responsable para la salud en diferentes grupos de población sino múltiples y eso se traduce en que realmente nadie asume la responsabilidad.

La segunda es que es un sistema muy complejo, con muchos actores, manos involucradas y diferentes fondos y seguros. Entre más complejo hay menos garantía de funcionamiento.

La tercera es que hoy es inviable económicamente por diferentes razones: hay población de más edad (representa más gastos), tecnología costosa, poca claridad sobre a qué tiene derecho la gente y un gran problema de corrupción.

La cuarta es que su sostenimiento está basado en un modelo de trabajo formal y la informalidad prima en Colombia. Esa unión lo hace inviable económicamente.

Diapositiva1

El Presidente del Sindicato Médicos Unidos de Colombia (SIMUC), Aníbal  Hurtado en cali  rechazó y condenó la persecución y señalamiento desatado contra los médicos que de forma honesta, coherente, responsable y valerosa han renunciado de manera individual o colectiva a sus cargos en la EPS e IPS para no ser cómplices del manejo inadecuado de los pacientes que acuden a recibir atención en servicios que carecen de insumos y medicamentos o que son restringidos por imposiciones administrativas.

image-5

El galeno igualmente  advirtió que la «sobreocupación de la capacidad instalada en los servicios, ha venido ocasionado condiciones de manejo incontrolables, que para el médico y todo el personal de apoyo asistencial se traduce en un factor de alto riesgo psicosocial en el ejercicio del acto médico por estrés, resultando mayormente expuestos, no solo a demandas o investigaciones de naturaleza civil, penal o éticas, sino además a las agresiones físicas y verbales de los dolientes».

“Frente a dicha situación las EPS y las IPS no han asumido las medidas correctivas a fin de brindar a sus trabajadores y contratistas las garantías mínimas de seguridad y salud en el trabajo, desconocimiento que puede interpretarse como la configuración de una forma de desprotección laboral, sin que el Ministerio de Trabajo siquiera se dé por enterado o intervenga en la crisis laboral de los trabajadores del sector salud” manifestó Hurtado .