Caracol Televisión descubrió el “Agua Tibia”

1331665975250

Por: Gloria Lorena Iragorri Mosquera.

La  Semana pasada  muchos se sorprendieron y hasta se fascinaron por el muy buen  informe de Caracol  Televisión en donde se investiga y pone al descubierto  la llamada “ciudad perdida de la marihuana” en las montañas Nortecaucanas.

En él se detalla cómo siguen creciendo los  enormes cultivos de hierba que se cultivan  en invernaderos, para posteriormente  sacar  toneladas de la hierba  ilegalmente para venderla en países donde despenalizaron su consumo.

La verdad, esto se viene dando desde hace algo más de cinco años, pues personalmente en viaje que hice ya casi tres  años desde Cali  a  la Capital del Cauca, por estas mismas calendas pude observar un vez pasamos el Puente Guillermo León Valencia  sobre el río El Cauca al alzar la mirada al lado izquierdo como se  vislumbra en toda la falda de la cordillera central desde Corinto hasta  Caloto, las miles de luces potentes  de los invernaderos de la hierba maldita, pues trae riqueza temporal a  la zona, pero consigo violencia .

ciudad-perdida12

Es decir, Caracol descubrió el “Agua Tibia”, pues todos  sabemos que en Corinto en la vereda de “la Cominera” y ahora extendido por otros  municipios, se produce la mejor  marihuana del mundo ciento por ciento campesina producida exitosamente en invernaderos que en los mercados internacionales se vende a los precios de la propia Cocaína.

En Colombia crecen diversos tipos de cannabis, los más conocidos son: Santa Marta Golden, que se cultiva en los departamentos de Magdalena y Cesar desde la bonanza marimbera de los años setenta; y «corinto» con la variedad Cripy, que se produce en el Cauca. Se diferencian por el contenido de tetrahidrocannabinol -THC-, el compuesto psicoactivo que genera en los consumidores una sensación de placidez.

CF5FW3WUsAANHSL

Estas variedades surgen de alteraciones en las semillas y solo crecen en invernaderos. Tienen mayor cantidad de THC, hasta 18%. Bajo los inmensos matorrales de hierba «corintiana» o “Corintohuana” es donde se levantan los inmensos invernaderos que cuando el sol  pega  intensamente en los inmensos plásticos parece paneles solares y de noche es como mirar un inmenso pesebre como Siloé en Cali.

Las propias  autoridades  estiman que semanalmente salen del norte del Cauca hasta 80 toneladas para ser distribuidas por todo el país. Una libra de cripy, que en la región cuesta 50.000 pesos, se vende en Bogotá por 700.000 pesos y en España por 4.000 dólares, cerca de 10  millones de  pesos.

Los expertos del programa de Cultura y Drogas de la Universidad de Caldas reportaron en un incremento de los cultivos de marihuana de mejor calidad fruto de la mezcla de varias semillas, calificada por los científicos como  «marihuana transgénica”, lo que ha encarecido el costo del producto.

La planta de marihuana se cultiva en el campo, como cualquier otra mientras que pero el cripi Corintohuana, entre otras  cosas la más apetecida  por los “sopladores Gringos” se cultiva en invernaderos en las laderas de la cordillera Central en municipios como Corinto, Caloto  , Miranda y Toribío, lo que produce que su concentración de THC (Tetrahidrocanndibidol) cause mayores efectos entre las personas que la consumen.

El tamaño del Cripy, en referencia con la marihuana, es dos o tres veces menos de lo normal (de 3 metros a 1,2 o 1,50 metros de altura) lo que la hace más potente que otros tipos por el grado de concentración de sus componentes y le provee resistencia a la acción de productos químicos defoliantes.

La palabra “cripy” proviene de la palabra inglesa creep (arrastrarse), llamada así por los fuertes efectos que produce en el organismo. Una de las grandes novedades de esta hierba es que tiene un efecto 15 veces mayor al de la marihuana normal.

Los efectos de la marihuana dependen de la concentración de THC, de las características y enzimas de cada persona, de la vía de administración y la experiencia, incluso del ambiente. Sus efectos son peores en jóvenes. Algunos efectos de la marihuana son inmediatos, otros se producen con el uso continuado.

Lo que algunos no saben es que el cripy tiene un 70% de sustancias cancerígenas más que la marihuana y a corto plazo produce alteración de la memoria, de la concentración y de las funciones superiores, como el cálculo y las matemáticas, además de que el consumidor pierde la motivación por sus actividades.

3827094934001_4258633635001_260515---marihuana

De la marihuana producida en las  montañas del Norte del  Cauca  viven miles de campesinos e indígenas, está  jalonando la economía rural  de la región  y  ha resultado muy difícil de neutralizarla por la enorme raigambre social de las gentes en esta alternativa de producción agrícola, que entre otra cosa no es nueva.

Por: Gloria Lorena Iragorri Mosquera.                gloiramos2007@hotmail.com