Centro Democrático insiste que Cauca es la región más afectada por las Farc

01abc1efba26413888891dff39a28915

El partido Centro Democrático denunció que durante los 1.000 días desde que se inició el proceso de paz con las Farc, esta guerrilla ha aumentado el narcotráfico, aprovecharon para rearmarse, aumentaron su presencia territorial, continuaron con el reclutamiento de menores, incrementaron la extorsión y los ataques a la Fuerza Pública.

“Sin contar los casos de extorsión y amenazas contra la población que se cuentan por millares, durante los mil días de diálogos de paz las Farc han realizado al menos 1.024 acciones violentas consistentes en 417 ataques contra la Fuerza Pública, 233 actos de terrorismo, 194 ataques contra la infraestructura económica y 180 retenes ilegales”, aseguró el senador del partido, Alfredo Rangel.

Señaló que el año 2014 comparado con el año 2010 –año de la fase exploratoria de los diálogos-aumentaron los atentados contra la infraestructura petrolera en 355%, la extorsión en 262%, los ataques a instalaciones militares 111%, los hostigamientos contra la Fuerza Pública 69%, los retenes ilegales 64% y los actos de terrorismo 62%.

 Según asegura el Centro Democrático, en estos mil días esta guerrilla ha asesinado a cerca de 700 miembros de la Fuerza Pública y a 148 civiles, han secuestrado a 70 civiles y a 10 miembros de la Fuerza Pública, y han sido heridos 1.651 miembros de la Fuerza Pública y 148 civiles.

Informó que esta violencia ha tenido lugar en 25 departamentos, siendo los más afectados Cauca con 176 acciones violentas de las Farc, Antioquia con 146,Putumayo con 119, Nariño con 114, Arauca con 80, Norte de Santander con 60 y Caquetá con 60. Les siguen Tolima con 51, Huila con 48, Meta con 48 y Valle con 40, entre otros.

“Durante los diálogos de paz, las Farc han regresado violentamente a 102 municipios de donde ya habían sido expulsadas por la política de la Seguridad Democrática”, asegura el Partido.

centro_democratico

Finalmente, el Centro Democrático aseguró que continuará ejerciendo el derecho legítimo a la oposición y a la crítica en torno a los diálogos de paz, para el partido «mal concebidos y mal conducidos».