EDUARDO GALEANO EL ESCRITOR QUE INVENTÓ “LA TEORÍA LIONEL MESSI”

Diapositiva1

Eduardo Galeano, escritor uruguayo que falleció hoy lunes 13 de Abril, fue aficionado al fútbol e hincha de Nacional de Montevideo, fiel a su pluma retórica y su prosa encandiladora, explicó la ‘Teoría de Messi’.

El escritor y periodista, Eduardo Galeano, explicó el ‘fenómeno’ llamado Lionel Messi y definió la razón de por qué los rivales que intentan quitarle el balón a la estrella del Barcelona, no pueden hacerlo.

messi

“Soy autor de una teoría sobre Lionel Messi, aunque no tiene base científica. Creo que Messi es como un caso único en la historia de la humanidad, porque es alguien capaz de tener una pelota adentro del pie.

Siempre se dice que Diego Maradona la llevaba atada, pero Messi la tiene adentro del pie, eso es inexplicable, pero vos ves que lo persiguen 7, 11, 22 rivales para sacarle la pelota y no hay manera de sacársela. ¿Por qué? Porque la buscan afuera del pie, y está adentro.

Ahora ¿Cómo puede caber una pelota adentro de la piel? Es un fenómeno inentendible, pero es la verdad, él lleva la pelota adentro, no afuera», dijo Eduardo Galeano en referencia a Lionel Messi.

Diapositiva1

Galeano profesó admiración por el astro argentino, de quien dijo también “Messi es el único futbolista que me hace soñar y amar. El fútbol sigue siendo la pasión popular más importante del mundo”.

Y la teoría rindió un presente impensado al autor.

«La frase le llegó. Y se ve que le gustó, porque me mandó una camiseta de regalo. Científicamente es imposible, ¡pero es la verdad!», dijo durante ese diálogo en 2013.

Años antes, al hablar sobre Maradona, dijo: «Se convirtió en una especie de Dios sucio, el más humano de los dioses, eso explica la veneración universal que él conquistó más que ningún otro jugador. Un Dios sucio, que se nos parece: mujeriego, parlanchín, borrachín, tragón, irresponsable, mentiroso, fanfarrón, pero los dioses por muy humanos que sean no se jubilan».

«Y a la hora del adiós a las canchas, Maradona no pudo volver a la anónima multitud de la que venía, la exitoína, es una droga mucho más devastadora que la cocaína aunque no la delatan los análisis de sangre y de orina», completó.