En el Cauca reciben Informe Final de la Comisión de la Verdad

Una delegación del Gobierno Departamental encabezada por el  Gobernador  Elías Larrahondo Carabalí, Congresistas de la  región, el Arzobispo de Popayán  Monseñor Omar Alberto Sánchez Cubillos, líderes y voceros de los  distintos sectores  sociales y productivos recibieron en la capital del Cauca el informe  final de la Comisión de la Verdad cuyo texto se comprometieron a  socializar en las instituciones educativas y demás entidades.

 “La paz se construye desde el Cauca, por eso trabajamos unidos con todos los sectores, para generar una cultura de diálogo y concertación que nos permita avanzar por la dignidad y la convivencia, sentando las bases para la no repetición. Estamos plenamente comprometidos con la paz, la justicia y la reconciliación”, sostuvo el  mandatario  seccional.

Tras cuatro años de trabajo, en medio de múltiples dificultades y una pandemia que ralentizó los procesos, se recibió en el  Cauca el Informe Final de la Comisión de la Verdad.

Este que  ha sido el primer informe de una Comisión de la Verdad en el mundo que tenga un verdadero modelo transmedia.

La Comisión de la Verdad, creada en el año 2017 mediante el Acto Legislativo 01 de 2017, en el marco de los Acuerdos de Paz entre el gobierno colombiano y las Farc-Ep como mecanismo del Sistema de Justicia Transicional, busca materializar en el Informe Final, el legado que dejan estos años de trabajo en pro de sus objetivos: esclarecimiento, reconocimiento, convivencia y no repetición.

Según datos de la Comisión revelados en Popayán, para la creación de este Informe (labor que comenzó en noviembre del 2018) se entrevistaron 27.508 personas de manera individual y colectiva, y se recibieron 730 casos y 1.195 informes sobre hechos de violencia por parte de organizaciones e instituciones.

Sus conclusiones, que no buscan culpabilizar ni juzgar a nadie, tendrán un espacio en el Museo de la Memoria de Colombia con el fin de ser parte del relato histórico del país.

El informe expone hallazgos, pero sobretodo, genera análisis y reflexiones sobre lo que sucedió durante más de cincuenta años de conflicto armado, a través de diez capítulos o ejes temáticos: Narrativa Histórica / Violaciones a los DDHH y el DIH / Mujeres y Población LGBTI / Étnico / Niños, Niñas y Adolescentes / Impactos, Afrontamientos y Resistencias / Exilio / Testimonial / Territorial y finalmente, Síntesis, Hallazgos y Recomendaciones Para la No Repetición.

El informe cuenta para su consulta  con una plataforma abierta y de fácil acceso que contendrá distintos tipos de formatos: vídeos, audios, infografías, entre otros.

La Comisión encuentra una gran oportunidad en este modelo cuando en su búsqueda por difundirlo, entiende que Colombia es un país en el que, por su gran brecha social, es complicado llegar a todos los sectores de la población. Debido a esto, también se empleará un lenguaje poco técnico y académico que sea cercano al lector y de fácil entendimiento.

Desde la  Iglesia Católica se proclamó nuevamente  que la vida humana es sagrada e inviolable .Hace presentes el sufrimiento, la miseria, la falta de oportunidades y la violación de sus derechos fundamentales a las que están sometidas las poblaciones y los territorios. ”Rechaza categóricamente todas las acciones y formas de violencia, cualquiera que sea su origen  e hizo una vez más eco al llamado del Papa Francisco, exhortando a los grupos armados ilegales al cese de sus acciones violentas, convocando a todo el pueblo  caucano  y  colombiano a empeñarse, con unidad y con valentía, en la defensa de la vida, en la tarea de la reconciliación y la paz, y en la construcción de un proyecto común de país” exhortó  el Arzobispo de Popayán.

En su intervención  Monseñor Omar Alberto Sánchez Cubillos  animó al Gobierno Nacional a concentrar aún más esfuerzos para asegurar la protección efectiva y la atención integral a las comunidades, así como a seguir avanzando en la implementación de los Acuerdos de Paz. Así mismo el arzobispo de Popayán, se pronunció rechazando las masacres y dijo que estos hechos ponen de manifiesto la guerra que se sigue librando en varias regiones del país.

Cabe aclarar que no es función de la Comisión de la Verdad esclarecer absolutamente todos los hechos sucedidos en el marco del conflicto, y que en este informe no se expondrán testimonios individuales, sino que se formularán patrones de violencia nutridos por las experiencias y visiones de quienes estuvieron relacionados directa o indirectamente con el conflicto.

Este  ha  sido  el primer Informe Final en el mundo que contenga un apartado exclusivo que aborde el tema del exilio. Colombia cuenta con personas exiliadas en 23 países, sin embargo, esta consecuencia directa del conflicto armado sigue siendo invisibilizada.

 

 

A la par, se explorarán las causas de la insistente existencia de los ciclos de violencia en los que nos seguimos sumergiendo.  “Se hará un análisis del porqué en la actualidad se siguen presentando factores de persistencia de la guerra y violaciones a los derechos humanos en los territorios con el fin de dejar consolidadas unas bases para la no repetición y saldar la deuda por la verdad que reclama la sociedad” afirmó el comisionado Carlos Martín Beristain, coordinador general del Informe Final.

El Informe Final no solo marca historia en  el cauca y el país por su importancia en el proceso de dignificación a las víctimas o su papel en el camino de la reconciliación y construcción de un nuevo tejido social, este también encuentra su reconocimiento internacional por su pionerismo en ciertos ejes temáticos y características.