Falleció patrullera que resultó herida en “Plan Pistola” en Yarumal (Antioquia)

En la noche de  este domingo la Policía informó del deceso de la patrullera Luisa Fernanda Zuleta quien resultó herida en el ataque armado en Yarumal atribuido por las autoridades al Clan del Golfo.

La integrante de la Policía  Luisa Fernanda Zuleta, había sido gravemente herida el pasado sábado 23 de julio, luego de que fuera atacada la patrulla en la que se movilizaba junto con su compañero de trabajo, el subintendente Sergio Yepez Páez quien falleció  en el acto.

El director de la Policía Nacional, el general Jorge Luis Vargas, informó desde su cuenta oficial de Twitter sobre el deceso de la uniformada y se comprometió a que la institución dará con los responsables.

“Es un compromiso (…) con su familia, policías y Colombia dar con el paradero de los criminales que en un repudiable y cobarde acto criminal asesinaron a nuestra patrullera, mientras cumplía su deber. Nos duele a todos”, expresó a través de esa red social.

El alto oficial agregó que se está ofreciendo una compensación monetaria a quien brinde información para dar con los criminales que asesinaron a los dos policías y reiteró que los llevarán ante a la justicia.

“Se ha dispuesto una recompensa de hasta 50 millones de pesos por información que nos conduzca a la captura y judicialización de los responsables. En memoria suya y del subintendente Sergio Yepes Páez, no descansaremos en la ofensiva frontal contra la criminalidad. Los responsables enfrentarán toda la severidad de la Ley”, agregó.

El ataque armado, en el que perdieron la vida los dos policías, ocurrió en inmediaciones del barrio Santa Matilde, que se ubica en el casco urbano de Yarumal, donde el Clan del Golfo ha tenido una notable presencia

Las muertes de estos dos policías vinieron luego de los asesinatos de otros dos patrulleros en el barrio San Félix, de Bello, quienes fueron atacados mientras desayunaban en un local comercial.

Se ha confirmado que de por medio habría un plan pistola en el que ofrecerían entre $5 y $20 millones por la muerte de uniformados.

Con estos patrulleros, son 20 los policías los que han muerto este año en el departamento y 32 en todo el país.