Extraditado a Estados Unidos  alias “Otoniel” jefe del Clan del Golfo

El exjefe del Clan del Golfo Dairo Antonio Úsuga alias “Otoniel” fue extraditado a Estados Unidos este miércoles después del levantamiento de la medida de suspensión provisional que ordenó el Consejo de Estado el pasado jueves 26 de abril de 2022.

El más  poderoso exparamilitar y narcotraficante deberá responder ante las cortes federales de Nueva York y La Florida por cargos de conspiración para traficar cocaína. La extradición fue avalada por la Corte Suprema de Justicia y firmada por el presidente Iván Duque.

“Allá lo están esperando en Disney. Creyó que se iba a burlar de Colombia y de las autoridades norteamericanas, pero no. Se va a ir a una cárcel en Estados Unidos, como le corresponde a esa rata”, sostuvo el Presidente Iván  Duque sobre la extradición de Úsuga, considerado después  de  Pablo Escobar  el más sanguinario  y  criminal jefe del  narcotráfico en  Colombia.

En las imágenes conocidas este miércoles, el exjefe del Clan del Golfo que pasó más de tres décadas en los grupos armados ilegales, se encuentra sentado y con sus manos esposadas a bordo del avión que lo llevará a los Estados Unidos. El cual despegó del aeropuerto militar Catam en Bogotá. En el fondo, se ve a funcionarios de la Policía y de la Interpol.

La primera sanción del gobierno estadounidense a “Otoniel” es de 2010 cuando fue incluido en la Lista Clinton junto a otros líderes del Clan del Golfo.

Posteriormente, en 2015 la Corte del Distrito Sur de la Florida le formuló el cargo de conspiración para importar una sustancia controlada a Estados Unidos. En ese mismo año, la Corte del Distrito Oriental de New York le abrió un nuevo expediente por conformación de una empresa criminal.

En Colombia, tiene una sentencia por 40 años de cárcel por la Masacre de Mapiripán en Meta perpetrada por el bloque Centauros de las Autodefensas y le esperan 122 procesos penales.

La Corte del Distrito Sur de Florida y la Corte Este de Nueva York habían solicitado la extradición de alias Otoniel. En ese país deberá responder por el envío de toneladas de cocaína, al haberse convertido en la última década en el principal narcotraficante colombiano  según las  autoridades  colombianas

Las pruebas con que cuenta la justicia estadounidense indican que Otoniel lideró el envío de cocaína a ese país, desde el año 2002, cuando estaba preparando su actividad criminal como independiente, apartándose de los intentos de desmovilización de las AUC.

Ese proceso describe el proceso de organización de los reductos paramilitares que no se desmovilizaron y conformaron nuevas estructuras, como Los Urabeños, en la que Otoniel forjó su alianza con alias Don Mario (Daniel Rendón Herrera) a quien sucedió en el mando desde el 2009 cuando fue capturado.

El pasado 24 de noviembre fue radicada formalmente la solicitud de extradición de Estados Unidos en contra de Dairo Antonio Úsuga David, conocido con el alias de Otoniel, el otrora jefe del Clan del Golfo que sembró el terror en varias regiones del país en su lucha por el control del territorio y las rutas del narcotráfico.

El 23 de octubre del año pasado se realizó la Operación Osiris, en la que más de 500 hombres, apoyados por aviones y helicópteros, capturaron a Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, uno de los narcotraficantes más grandes del mundo, pedido en extradición por Estados Unidos.

La extradición de Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel, exjefe del Clan del Golfo, había sido un tema de debate, contradicciones, amores y odios en Colombia.

Hasta el momento, la salida del extraditable hacia Estados Unidos se encontraba frenada por cuenta del Consejo de Estado, acusando la necesidad de diligenciar una tutela expuesta por víctimas del Bloque Centauros, de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y del Clan del Golfo.

Hace un mes, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia dio “luz verde” a la extradición de alias Otoniel, exjefe del Clan del Golfo. En este caso puntual, la decisión tuvo como ponente al magistrado Diego Corredor.

Por su parte, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) solicitó que se investigara a la lista de ministros, alcaldes, congresistas y gobernadores que el mismo Otoniel citó, asegurando que tienen relación directa con sus actos delictivos.