Alerta  en el Cauca  por heladas que afectan cultivos agrícolas

Los cultivos de papa, ulluco, brócoli, coliflor, fresa, así como de hortalizas y verduras, han sido declaradas, en el departamento del  Cauca, en pérdida total por cuenta de las heladas que se  presentan por estas  calendas en esta región del suroccidente colombiano.

El fenómeno se presenta cada año en zonas ubicadas a una altura cercana o por encima de los 2.400 metros en diciembre, enero, febrero y hasta mediados de marzo, que son meses con altas temperaturas diurnas, escasa nubosidad, vientos en calma y bajas precipitaciones.

El Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC)  ha sido la  primera organización  que alerta sobre la situación presentada en las zonas altas de los resguardos de Totoró y Paletará; e hizo un llamado para que las alcaldías de Totoró y de Puracé, así como  desde el gobierno departamental  y el Ministerio de Agricultura para ayudar a las familias afectada con la pérdida de los cultivos.

Una helada ocurre cuando la temperatura está por debajo de los cero grados, entonces el agua o el vapor que está en el aire se congela y cae sobre la superficie. Esto afecta la parte foliar de los cultivos, es decir, las hojas y demás tejidos de la planta.

En amplias zonas de los altiplanos cundiboyacense y nariñense también   se han estado registrando, durante los últimos días, condiciones meteorológicas que son propicias para la ocurrencia de un fenómeno que ha sido, históricamente, uno de los principales dolores de cabeza de los productores del campo: las heladas.

Una helada, según el Ideam, es un fenómeno meteorológico que consiste en un descenso de la temperatura del aire por debajo del punto de congelación del agua, lo que hace que el agua o el vapor que está en el aire se congelen sobre las superficies del suelo y especialmente de las plantas.

Las heladas impactan a los cultivos reduciendo el peso y el tamaño de la planta durante la etapa de crecimiento vegetativo; mientras que en la etapa de floración, afecta la polinización y el porcentaje de cuajado con una notable disminución del desarrollo vegetativo de plantas (tamaño y peso), lo que termina en pérdida  total de los  productos.