«Pretender hablar de paz mientras se asesina y secuestra es una burla»: Duque al ELN

 

Este miércoles 24 de noviembre, en medio de la conmemoración de los cinco años de la firma del Acuerdo Final de Paz entre el Estado colombiano y la desmovilizada guerrilla de las FARC, el presidente Iván Duque Márquez se refirió al proceso de implementación, los logros de su Gobierno y la continuidad de algunas violencias.

En la ceremonia el presidente Duque saludó a  los  expresidentes Juan Manuel Santos Calderón  y Ernesto Samper  Pizano, quienes fueron invitados  junto a  otras  personalidades.

Durante su intervención en la sede de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en la que se realizó el evento de celebración, del que hizo parte el secretario de la Organización de Naciones Unidas, Antonio Guterres, el primer mandatario reiteró que la paz no tiene propietarios en el país y habló de un eventual proceso con la guerrilla del ELN.

“La paz, como lo he dicho tantas veces, no tiene dueño; el tren de la paz no le pertenece sino al pueblo colombiano, establecido en la Constitución, en ese bello artículo 22 y, por eso, me siento también en el deber de hacer referencia a que en la construcción de la paz también tenemos que enviar mensajes claros a quienes quieren, desde la violencia, seguir arrebatándole la tranquilidad a Colombia”, señaló el jefe de Estado.

Por otra parte, reconoció algunos de los logros en la implementación del acuerdo como que el 95 % de los firmantes vinculados al proceso de reincorporación cuentan con acceso a seguridad social, bienes y servicios del Estado, a la vez que se han desarrollado más de 3.000 proyectos productivos individuales con los que se aseguran recursos para los excombatientes.

A su vez, destacó que se ha logrado que los ex miembros que aún permanecen en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) empiecen a construir soluciones de vivienda y propiedad, con lo que se establecen oportunidades de dignificación y del desarrollo de un proyecto de vida.

“El mensaje que le hemos dado al ELN ha sido coherente. Alcanzar la paz requiere un compromiso que no sea de palabra ni discursivo. Y eso implica la liberación de todos los secuestrados y ponerles fin a los actos criminales. Pretender hablar de paz mientras se asesina y secuestra es una burla a la Colombia que construye la paz todos los días. Por eso, la amplitud, parte de esos criterios”, señaló el jefe de Estado.

De igual manera, expresó que cuando inició su gobierno decidieron evaluar durante 90 días la voluntad de la guerrilla, sin embargo, se encontraron con al menos 400 actos de terrorismo, el asesinato de más de 100 personas y el secuestro de otras diez mientras se adelantaban acercamientos para el diálogo.

De  otra parte el exjefe de las FARC, quien ahora preside el Partido Comunes, Rodrigo Londoño Echeverri  » Timochenko» dejó para el final de su intervención el saludo al mandatario Iván Duque y al trabajo de su Gobierno para continuar con la implementación del Acuerdo.

“Insistimos en pedir perdón a las víctimas por nuestras acciones durante el conflicto. La comprensión de ese dolor crece a diario en nosotros y nos llena de aflicción y vergüenza”, afirmó Londoño.