Uniexternado pide investigar  a la presidente de la Cámara por plagio en tesis de Maestría

Este lunes  22 de noviembre la prestigiosa Universidad del Externado confirmó el  supuesto delito de plagio en la tesis de maestría en el que  habría incurrido la  actual  presidenta de la Cámara  de  Representantes de  Colombia , Jennifer Kristin Arias Falla  del  Partido de  Gobierno Cambio Democrático y pidió al Consejo de Estado anular los títulos que se obtuvieron con este documento, es decir, el de la congresista y su compañera de tesis, Lucía Largo.

En el extenso comunicado de la Universidad Externado se especifica que se compulsará copias a la Corte Suprema de Justicia y al Consejo de Estado para que este último anule los diplomas de Arias y Largo porque al ser egresadas ya no les competen.

El primero de  los  casos violados por  la  parlamentaria son los derechos morales del autor que no fue citado y al que le tomaron su idea bajo el nombre de otra persona y el otro sería el de la violación de los derechos patrimoniales.

En el caso del primero, de tipo penal,  por  lo que le  corresponde  a la Fiscalía  y la Corte  eventualmente imputar a la congresista dado que la prescripción se da a los siete años y siete meses y solo han pasado cinco desde que Arias se graduó.

Como en todos los procesos por cualquier otro delito, la congresista sería juzgada por la Corte y si es culpable, perderá su cargo  cuando el  julio del 2022  haya ya dejado de  ejercerlo. También pasaría a ser investigada por la Procuraduría si se conoce que para entrar a una comisión o para cualquier labor dentro del Congreso se tuvo en cuenta su maestría en Gobierno y Políticas Públicas.

La  legisladora   Arias Falla  ha  dicho que  no renunciará  y  que: “Con la tranquilidad de siempre actuar bajo los preceptos de la Ley, manifiesto que NO he cometido plagio alguno”, a la vez que exigió a la institución de educación superior que la deje ejercer el principio de contradicción.

“Solicito a la Universidad Externado que cumpla con el debido proceso y me permita ejercer el derecho de contradicción. Las autoridades judiciales esclarecerán estos hechos”, agregó la congresista en su trino.

La legisladora  nacida  en Nueva York  pero  criada y residente en el del departamento del Meta, donde siempre  ha  hecho  política, aseguró que el documento por el que es acusada de plagio, por la Universidad Externado, no corresponde con el que ella presentó.

«Tengo las pruebas para demostrar que el documento que usó la universidad no es el documento que yo entregué en el 2016 en físico. Nunca entregué una copia digital. Me pregunto sobre cuál documento fue que hicieron la investigación y el peritaje, si la universidad dijo que no tenía el documento, y tengo la respuesta; sin embargo, como esto se va a ir a in proceso judicial, no puedo adelantar lo que diré», señaló Arias.

La tranquilidad a la que se refirió Jennifer Arias estaría en duda si se tiene en cuenta un apartado del comunicado emitido por la universidad, donde deja entrever que durante el proceso por la presunta infracción al derecho de autor ella buscó presentar una tesis de maestría alterada, es decir, que no corresponde exactamente al documento final previo a su grado:

“Los días 5 y 8 de noviembre de 2021, las autoras de la tesis, Arias Falla y Largo Alvarado, sin que se les hubiera solicitado, radicaron en la Universidad dos copias de un documento impreso, del cual afirmaron que correspondía a la versión final y definitiva de su tesis de grado. Este texto no coincide plenamente con el remitido por el director de la tesis como trabajo final” señaló en un  comunicado La Externado.

Lo que explicó el abogado de la Universidad Externado es que, luego de someter la tesis de la congresista a un análisis con una herramienta informática de detección de plagio, se percibe “la cantidad de textos reproducidos literalmente (plagio servil) o deliberadamente parafraseados en donde basta la simple lectura para deducir la forma en que tales fragmentos llegaron al trabajo de grado analizado. A la luz de la razón, la única explicación posible para las coincidencias encontradas es la existencia de una reproducción o copia infractora del derecho de autor”.