Minga Indígena denuncia que Fiscalía insiste en deslegitimar, estigmatizar y discriminar la protesta social

En un  comunicado las (127) Autoridades Ancestrales y (10) Pueblos Indígenas filiales al Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC-NACIONAL, ratifican su  apoyo al Paro Nacional iniciado el 28 de abril de 2021 por los diferentes sectores sociales, gremiales, estudiantiles, obreros, transportadores y otros.

Señalan que “A pesar que el Paro Nacional ha sido convocado y desarrollado de forma pacífica, el gobierno realiza acciones tendientes a deslegitimar, estigmatizar y discriminar la protesta social y la minga nacional indígena, por lo que hemos venido denunciando continuamente ante las entidades competentes los diversos hechos violentos contra la vida, la integridad y pervivencia física y cultural de los pueblos indígenas como consecuencia de la estigmatización y deslegitimación de la Minga así como los procesos sociales y populares; el señalamiento irresponsable del Gobierno contra los líderes y defensores de los derechos humanos,  el tratamiento militar de la protesta y la represión contra la población civil, la incitación al odio y la violencia contra los mingueros y mingueras”.

En su mensaje las  organizaciones  indígenas  denuncian que “ Fiscalía General de la Nación por estigmatizar, deslegitimar y criminalizar el derecho a la protesta social y a la Minga Nacional Indígena como “Paro Nacional Armado” mediante asunto correo electrónico del día 4 de junio de 2021, lo anterior en respuesta a las acciones y denuncias que ha venido interponiendo el CRIC como autoridad tradicional en defensa de los derechos de las víctimas que han sido afectados por los hechos violentos por parte de la fuerza pública y Civiles armados (paramilitarismo) en el marco del Paro Nacional”

Así mismo dejan en claro que este tipo de aseveraciones por parte del ente investigador desconoce el artículo 250 de la Constitución, “y nos caracteriza como un actor armado ilegal, por tanto atenta la naturaleza de la minga y la protesta social donde participan diversos sectores, étnicos, sociales  y populares que hemos sido afectados gravemente con la vulneración de los derechos humanos en los últimos treinta ochos días (38) días de paro nacional”.

La  Minga denuncia “Ante la comunidad nacional e internacional la agudización de la represión contra el paro nacional, ejercida desde el gobierno Nacional, así como sus políticas y respuestas de represión militar y judicial contra la Minga Indígena y la Protesta social.  Hacemos responsable al Fiscal General de la Nación por la criminalización de la protesta social, así como las vulneraciones que puedan originar como consecuencia del tratamiento y estigmatización de la minga indígena y de la protesta social al afirmar que somos un Paro Nacional Armado”.

El movimiento  indígena por lo tanto,  pide  “a la opinión pública, a la comunidad internacional y de las organizaciones de derechos humanos invitamos para que se le exija al Gobierno Nacional y Fiscalía General de la Nación el respeto de las garantías judiciales y ejercicio de las diferentes acciones constitucionales y legales ante las entidades competentes, especialmente el deber de la Fiscalía General de la Nación de investigar de manera oportuna, objetiva e imparcial los diversos hechos violentos presentados contra la Minga Indígena”.

Finalmente  solicitan de manera urgente a la Procuraduría General de la Nación y a la Defensoría del Pueblo, velar el ejercicio y protección de los derechos humanos adoptando las medidas necesarias para garantizar el ejercicio de las acciones judiciales que promueve la minga en defensa de los derechos humanos.

Redacciòn