Defensoría informó a la CIDH de 584 casos de violación a los DD.HH. durante el paro

El Defensor del Pueblo Carlos Ernesto Camargo Assis le entregó un detallado  informe a la CIDH sobre los casos de violación a los derechos humanos  en lo que va  transcurrido del  Paro  nacional.

La delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), previo a su trabajo en terreno, se reúne de forma privada con los entes de control, los cuales prepararon informes sobre la  delicada situación en el país desde el paro nacional.

Una vez concluido el encuentro con el Gobierno, los delegados de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se desplazaron hasta la Defensoría del Pueblo para adelantar una audiencia privada con Carlos Camargo y otros funcionarios del Ministerio Público, que entregaron un pormenorizado informe sobre la situación en materia de derechos humanos en el marco del paro nacional.

Dialogar, observar la situación de derechos humanos en el país y recibir información proveniente de distintos sectores de la sociedad colombiana es la premisa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que visitará Colombia entre el 7 y el 11 de junio. Se trata de una visita bastante esperada, luego de las dilaciones del Gobierno Nacional y de las crecientes denuncias de crímenes y violaciones de derechos humanos durante las protestas.

La delegación, según lo confirmó la entidad, estará liderada por la presidenta de la CIDH y relatora para Colombia, comisionada Antonia Urrejola. También estará integrada por los comisionados Joel Hernández y Stuardo Ralón, con el apoyo de la secretaria ejecutiva, Tania Reneaum Panszi; la secretaria ejecutiva adjunta de Monitoreo, Cooperación Técnica y Capacitación, María Claudia Pulido; el relator especial para la Libertad de Expresión, Pedro Vaca; y personas del equipo técnico de la Secretaría Ejecutiva. 

Los hechos que hizo públicos el defensor Camargo a la Comisión van desde el 28 de abril hasta el 3 de junio, corte que fijaron para la entrega del informe. Antes de hablar de cifras y casos, el funcionario expuso las que serían las causas que llevaron a los y las colombianas a salir a las calles, pese al tercer pico de la pandemia en el país.

“Los últimos años pueden definirse como una cronología de hechos y acontecimientos de crisis que hoy concurren, sostienen y se ven rejadas en las reivindicaciones de las movilizaciones social de 2021. De una parte, a la acrecentada polarización política que recientemente se evidencia exacerbada en un año preelectoral, se suman aspectos como la pandemia y la migración, sin olvidar que Colombia es un país con grave situación de Derechos Humanos por causa de la persistencia del conflicto armado no internacional”, fue el análisis preliminar que les planteó Camargo a la CIDH.

Por la pandemia, el defensor trajo a colación cifras como que el 42% de los colombianos pasaron a situación de pobreza y el 15% a pobreza extrema. A los indicadores sociales, también señaló que hay una preocupación y un rechazo tajante a la violencia que es objeto los y las lideresas sociales.

Y, por otro lado, el número de venezolanos que han entrado al país. Más de 1′700.000. “De estos 762.823 están en situación regular y 966.714 en condición irregular”, comentó.

“En el contexto que acabo de describir y pese a que las autoridades habían advertido de los riesgos asociados a la propagación del COVID-19 en el marco del tercer pico de la pandemia que vive Colombia, el denominado paro nacional y las manifestaciones han tenido una fuerte acogida por la población, especialmente por los jóvenes”, señaló Camargo Assis.

Entrado en el panorama actual, la Defensoría ha contabilizado 12.288 actividades de manifestación: 6.218 concentraciones, 2.281 marchas, 3.144 obstrucciones de vías, 620 movilizaciones y 25 asambleas, ocurridas tanto en lo urbano como en lo rural.

Durante el 28 de abril y 3 de junio, el defensor señaló que su institución ha recibido 417 quejas por presuntas vulneraciones a los derechos humanos. De estas, “se contabilizan 584 violaciones a los derechos humanos, siendo la más recurrente la vulneración de derecho a la integridad personal, la libertad de reunión, el derecho a la vida, la libertad de circulación, libertad personal, libertad de opinión, expresión y buscar información, debido proceso y garantías judiciales, derecho a una vida libre de violencia contra las mujeres, derechos reconocidos a defensores y presuntos hechos de desaparición”, apuntó.

 

Redacciòn