Navarro Wolff fue condecorado por las Fuerzas Militares

cereddhh

No lo creía. Cuando la invitación llegó a sus manos, Antonio Navarro Wolff se sorprendió. Le informaban (las Fuerzas Militares) que recibiría la condecoración José Hilario López como reconocimiento a su labor en defensa de los derechos humanos.

Llamó, corroboró la información y aceptó que el país había cambiado, que aceptaban al otro y que él había tomado la decisión correcta: firmar la paz (desde la militancia del M-19) con el Gobierno Nacional en 1990.

Navarro, exguerrillero, exgobernador, con decenas de honores entre pecho y espalda, lució de negro este viernes. Llegó con sus gafas oscuras, acompañado de su hijo menor y ocupó su silla en primera fila. A su lado la cúpula militar, con quien después caminó en medio de la mirada expectante de la prensa que asistió al monumento de los Héroes Caídos, sobre la Avenida 26 en Bogotá.

Él lucía cómodo, sereno. Y al frente, mientras sonaban las bandas marciales, el ministro de Defensa Luis Carlos Villegas, y el comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez, le impusieron la medalla ex presidente López. Hubo aplausos, mensajes de admiración, decenas de fotografías que retrataban el paso hacia la reconciliación que daba la fuerza pública al exaltar a quien en su momento, fue su adversario.

Después vino el abrazo con su hijo. Y luego, con el rostro de José Hilario sobre su pecho, Navarro le contó a Caracol Radio que lo ocurrido era una señal de que sí se pueden hacer las cosas distintas en este país.

“Esto demostró que sí podemos trabajar juntos. Es la primera vez en la historia que le otorga este reconocimiento a un ciudadano con una historia como la mía. Es un símbolo en estos días en que concluimos un proceso de paz”, dijo visiblemente emocionado.

El ministro de Defensa Luis Carlos Villegas exaltó a Navarro. Y lo reconoció como un gran líder, un distinguido dirigente, un hombre preocupado por los derechos humanos en Colombia. La fotografía pasará a la historia.