La Pasarela del Petronio se lució en la noche Pacífica

IMG_0973

En medio de ires y venires los organizadores de la Pasarela “Somos Pacifico” se tomaron el Quilombo de la Ciudadela Alberto Galindo para exhibir colores, texturas y creatividad, en el marco del vigésimo Festival Petronio Álvarez que se desarrolla hasta el lunes 15 de agosto en Santiago de Cali.

La muestra tomó como partida la cotidianidad en el pacifico Colombiano a través de sus paisajes y su gente, donde se recrearon los principales sentimientos impresos en el día a día de los hombres y mujeres del litoral, como lo es la Alegría. Por esto, su propuesta escénica fue toda una explosión de color que viajó es sus camisetas entre colores cálidos y fríos que invitaban a los recuerdos de los nativos y hermosas platoneras con sus coloridos turbantes, comercializando por las calles los chontaduros, la pepa de pan, en mango biche y otras delicias.

El diseñador Alex Asprilla se lució con estructuras textiles con un 80% en algodón y 20% poliéster, lo que permitió la sublimación de los respectivos temas.

IMG_1011

Con la Pasarela “Turbantes”, la asesora de imagen, Amparo Arrechea, resaltó la identidad a través de la moda urbana, por ser ella misma artesana de tradición y multiplicadora en ejercicio.

Inspirada, muestra que a través de los turbantes se logra un ejercicio de resistencia en las actuales sociedades que quieren multiplicar un erróneo estereotipo de mujer, delgada, de cabello liso y que proyecta una imagen superflua que cada vez se decanta más.

Por ello los turbantes, como prenda o accesorio, engalanan todos los looks cotidianos o las fechas especiales, ya que por armonía o contraste, funcionan y fusionan perfectamente. El turbante es un ejercicio ancestral que habla por sí solo. Su tamaño, su color o su textura siempre llevan un mensaje de nobleza, religioso, político o cultural.

La Pasarela “Yemil”, del Diseñador bonaverense Andrés Murillo, hizo gala de la influencia de las diferentes culturas que salen o entran por el puerto. Se inspiró en el ritmo de champeta del continente Africano, por lo que es una propuesta muy sensual y un toque arriesgada, que pasa a extrovertida, expresando los sentimientos de las nuevas generaciones a través de los ritmos nativos que se imponen en el mundo. Murillo fusionó las estructuras textiles con la misma libertad que mezcló los colores.

 IMG_0981

Mientras que la Pasarela “Rescatando la Cultura”, de la Diseñadora Marlene Tello, hizo converger estilos, colores, texturas y siluetas en un mismo escenario. Faldas de corte hindú, confeccionadas con telas africanas; blusas que se vuelven mantas; vestidos básicos de cortes orientales con esencia de quimonos y trajes de boleros y ornamentación manual retomando los bordados enseñados en los conventos, cerraron la noche Pacífica de la Pasarela.

1a

Fue una noche mágica, donde los turbantes y los accesorios hicieron gala del color y la alegría de los habitantes del Pacífico colombiano.

John Uran