Capturan a hombre que abandonó cachorros y su madre cerca a un caño.

 

13267728_955756364539275_8920497814212624974_n

La Policía  Nacional  capturó en el barrio  Santa  Ana  de  Cartago a Fernando Raigoza Martínez oriundo de Riofrío y de  54  años, quien abandonó al  lado de un caño de  aguas  lluvias 4 cachorros de 15 días de nacidos y su madre.

El despiadado hombre fue dejado a  disposición de  la URI  para ser  judiacializado por el delito de maltrato contra  la  integridad física  y emocional de  animales.

13221454_955756484539263_942112291422635673_n

Este  nuevo caso de abandono y el maltrato registrado al Norte del Cauca ampliamente  difundido  dispara las alertas de  los permanentes  actos de la falta de sensibilización  y ternura para  con los  animales, en las que las  autoridades de  Policía  piden  a  la  comunidad  denunciar  para que  los  responsables asuman sus  culpabilidades ante la justicia.

En la actualidad vivimos, de manera constante, en un clima de inseguridad e incertidumbre. La violencia se expresa de formas relacionadas entre sí. Diariamente nos vemos sacudidos por hechos dramáticos que nos preocupan y conmueven.

13260055_955756441205934_8849615117994805382_n

El maltrato animal es, a la vez, un factor que predispone a la violencia social y, al mismo tiempo, una consecuencia de la misma. Forma parte de la cascada de la violencia que nos va alcanzando a todos como individuos y como sociedad.

La violencia es “un acto intencional que puede ser único o recurrente y cíclico, dirigido a dominar, controlar, agredir o lastimar a otros. Casi siempre es ejercida por las personas de mayor jerarquía, es decir, las que tienen el poder en una relación, pero también se puede ejercer sobre objetos, animales o contra sí mismo”. Sostuvo la  veterinaria  Piedad  Velasco .

La violencia inhibe el desarrollo de las personas y puede causar daños irreversibles, adopta diferentes formas de expresión que pueden variar desde una ofensa verbal hasta el homicidio.

La crueldad es “una respuesta emocional de indiferencia o la obtención de placer en el sufrimiento o dolor de otros, o la acción que innecesariamente causa tal sufrimiento; ha sido considerada un disturbio sicológico. La crueldad de los niños, que incluye a los animales, es un signo clínico relacionado a desórdenes antisociales y de conducta”  señaló Martha  Ceron Muñoz una funcionaria del ICBF.