Colombia traza como meta el 2021 para tener un territorio sin minas

 

 bidew

Un territorio libre de minas y artefactos explosivos diseminados por grupos armados ilegales, es la nueva meta del Gobierno colombiano para el 2021. El objetivo de desminar, fijado desde hace más de 10 años con la firma de la convención de Ottawa, es complementario a los acuerdos llegados con las Farc en la mesa de negociación.

Un país sin minas antipersonal, es según el presidente Juan Manuel Santos, un territorio susceptible de inversión, en el que se cumpliría la restitución de tierras y, además, un retorno al campo de los labriegos; y en esa dirección, el regreso del trabajo campesino.

“En un país minado no es posible una paz completa: un territorio con minas antipersonal es estéril, sin futuro”, indicó Santos.

La complejidad en la limpieza de los territorios de minas antipersonal requiere no solo recursos tecnológicos, necesita personal calificado para llegar a zonas en las que se hará el desminado. Por esta razón, el presidente Santos anunció que buscará reforzar mecanismos de cooperación internacional para cumplir con esta tarea.

marte

“Este año tenemos 700 hombres y mujeres en el terreno, y 5 mil más en entrenamiento. El próximo año serán 10 mil dedicados al desminado”, dijo el mandatario.

Santos indicó que en los últimos 8 años se desminaron 24 municipios del país, cinco de los cuales ya fueron declarados libres de sospecha de minas antipersonal.

Desminado para acuerdos

Uno de los obstáculos a superar para la implementación de los acuerdos logrados entre Gobierno y Farc, es tener zonas con artefactos explosivos.

resti

Ricardo Sabogal, director de la Unidad de Restitución de Tierras, así lo expresó en el Foro de Expertos Iniciativa Global de Desminado para Colombia. “Sin desminar los territorios no es posible restituir la tierra a las comunidades rurales”, aseveró.

En el mismo foro, Sergio Jaramillo, Alto Comisionado de Paz, centró su exposición en que terminar una guerra abre puertas para comenzar a hacer lo vital en el país: permitir que los desplazados vuelvan a sus territorios, buscar a los desaparecidos y desminar. “Y sin ese desminado no podremos poner en macha el desarrollo agrario integral, ni el desarrollo alternativo”.

Así mismo, en entrevista con la Campaña Colombiana contra Minas, Irene Manterola, directora de Handicap International Colombia, explicó que el desminado humanitario además de salvar vidas, sirve para devolver confianza. “Solo poder quitar el miedo y poder restablecer la confianza me parece que va a ser esencial para llevar un proceso de paz”, indicó Manterola.

El desminado en Colombia ha recibido ayuda internacional. En el 2011 recibió 10 millones de euros de la Unión Europea, y este 2016, se destinarán otros cuatro millones de euros para tal propósito. Los países que han brindado su ayuda son EE.UU., Noruega, Canadá, Corea del Sur, España, Japón y Suiza.