Policía en Puerto Tejada ofrece Un Millón de Pesos para quien denuncie Pandilleros

Como una  nueva estrategia para intentar  neutralizar el accionar de las pandillas juveniles  que  por estos días han generado hechos  lamentables con víctimas mortales y gravemente  heridas, la Policía Nacional viene ofreciendo Un Millón de Pesos como recompensa para quienes individualmente  denuncie bajo absoluta  reserva, el paradero o información que  ayude  a  capturar los pandilleros que han sido judicializados por la Fiscalía.

Diapositiva1

El propio Comandante del Distrito 7  de la Policía  Cauca  con sede en Puerto Tejada,  el Coronel  Edwin Toro Salazar  con  altavoz  en mano  invitó  a  los  habitantes de  los  marginados  barrios del  Oriente para que  colaboren  con las  autoridades y  denuncien los pandilleros que han causado enfrentamientos entre  ellos, zozobra y miedo a la  comunidad.

En los últimos días se han presentado varios  tiroteos en esta  población  Nortecaucana entre las bandas de pandilleros lo que tiene bastante  preocupadas  a  las  autoridades y ciudadanía, por el crecimiento de  la  inseguridad en varios sectores de  la ciudad.

En el  populoso barrio Altos de París por ejemplo, fue herida por una bala perdida la señora  Eva Ibarra mientras barría  el andén  de  su  residencia  debiendo ser  trasladada a  un centro asistencial de  la Capital  del Valle.

“ Requerimos  la acostumbrada  colaboración de la  comunidad y  los ciudadanos de  bien, para  contrarestar el accionar violento de los pandilleros que pretenden intimidar a  la población, causando daños y agresiones a gente indefensa e  inocente, en absurdos  enfrentamientos y guerras por  territorios y venganzas personales” señaló el  Coronel Toro Salazar.

La Policía   y  las  autoridades  judiciales han  intensificado los  operativos y dispositivos de seguridad  para combatir estas  bandas y es por ello que se buscan  institucionalmente  estrategias para solucionar el problema pandillas juveniles en Puerto Tejada, que nuevamente deja solo sufrimiento y desdicha.

aguablancva

El origen de este problema social nace, por la gran necesidad tanto económica como territorial  de hacerse  visibilizar, de estos jóvenes que delinquen y cuya problemática se encuentra en sus hogares directamente o en la sociedad permisible en la que se desarrollan en una cultura de la vida  fácil.

La sociedad Portejadeña, especialmente la asentada en los  barrios de  alto riesgo, está viviendo una etapa cuyo origen no es nada distinto a la crisis en los hogares, la descomposición social, la falta de oportunidades, el afán de liderazgo delictivo, de hacer dinero fácil y rápido y la indiferencia del Estado para enfrentar un problema que cada vez se hace más recurrente.

Desde diferentes  sectores  se  sigue  haciendo un urgente  llamado para manejar integralmente esta  problemática que tiene  estigmatizada a  Puerto tejada  por una cruda realidad que resulta  inocultable de ya  varias  décadas y que hoy se  generaliza en varios municipios del  Cauca.

En Puerto Tejada se  ha  detectado que la delincuencia juvenil, el pandillismo, la falta de educación y demás situaciones tanto sociales como familiares tienen consecuencias perjudiciales para la comunidad en su  conjunto, el homicidio, el hurto en todas  sus  modalidades, el microtráfico, el alcoholismo juvenil, la drogadicción entre otras.

En muchos  casos el ciudadano adolescente elige el camino del pandillismo por falta de oportunidades, como la del ingreso a la educación superior, o la de poca oferta laboral acorde de  la región, pero que requiere ser combatida antes que hagan más estragos.