Ministerio de Justicia decreta emergencia carcelaria por crisis en salud

web_suministrada0_big_tp

Más de cinco mil presos con enfermedades como VIH, cáncer, diabetes y problemas psiquiátricos están afectados. La medida se extiende a 74 prisiones.

Los internos de 74 centros penitenciarios del país no tienen quién les preste servicios médicos oportunamente. La falta de atención en salud es la razón por la que el ministro de Justicia, Jorge Londoño, decretó este jueves la emergencia carcelaria.

20140821233357189FOTO1web

Con la medida, se esperan poder atender lo más pronto la crisis y se espera que más adelante se anuncie una restructuración de un nuevo modelo de salud que cobije a los reclusos.

De acuerdo con el ministerio, hay 311 internos con VIH, 89 con cáncer, 1.112 con diabetes insulinodependientes, 188 con EPOC y 2.884 pacientes psiquiátricos que están afectados por la crisis en la salud.

Además  de  la crisis en la prestación del servicio en salud los internos deben compartir con sus  compañeros de celdas la más  aberrante  e indignante condición  infrahumana en los que se desconoce  los más  elementales derechos humanos, lo que se ha convertido  en una verdadera  verguenza  nacional.

La declaratoria de emergencia le otorga facultades especiales al director del Inpec y a la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelario para tomar acciones que le hagan frente a la crisis carcelaria. Esto incluye contratación directa de obras de mejoramiento, compra de medicamentos, y atención urgente.

Las primeras medidas anunciadas son la realización de brigadas de salud, la modificación del manual del Inpec para que profesionales de salud que son actualmente funcionarios de áreas administrativas puedan realizar funciones asistenciales. Asímismo, se ejecutarán se promete dotar las áreas de sanidad de las cárceles.