Fernando del Paso recibió el Premio Cervantes

 

 image_content_25867366_20160423101537

El escritor mexicano Fernando del Paso recibió hoy el Premio Cervantes, el más importante de las letras hispanas, de manos del rey de España Felipe VI.

El escritor recibió el galardón en una ceremonia en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, población cercana a Madrid y donde nació Miguel de Cervantes.

El sexto mexicano que recibe el Cervantes ha recogido su galardón desde la silla de ruedas en la que se desplaza, vestido con un traje azul marino con raya diplomática de color rojo y una corbata con los colores de la bandera de España porque, ha dicho, quería llevar al país que le entrega el premio “en su pecho”.

Fernando del Paso

fernando_del_paso_discurso_cervantes

(Ciudad de México, 1935) Novelista mexicano. Cursó hasta el segundo año de la carrera de economía y llevó un seminario de literatura comparada en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Trabajó en varias agencias de publicidad y fue becario del Centro Mexicano de Escritores (1964-1965). Colaboró en diversas publicaciones, como La Palabra y el Hombre, Vuelta y Revista de la Universidad de México. Desde 1970 residió en Londres, donde se desempeñó como locutor y redactor para la BBC. En 1986 fue nombrado agregado cultural en la embajada mexicana en París.

Tras unos inicios como poeta (Sonetos de lo diario, 1958), se orientó hacia un tipo de novela total que integrara la historia y la ficción, el sentido del humor y la reflexión cultural, política y el mito. México es el escenario primordial que ya se recrea en su primer título, José Trigo (1966), para alcanzar un desarrollo y dimensión mayores en la siguiente novela, Palinuro de México (1979), obra que fue galardonada con varios e importantes premios.

Se trata de una obra sumamente ambiciosa, incluso exuberante, entre cuyos posibles modelos narrativos cabría citar el Ulysses de Joyce y Rayuela de Cortázar. Como éstas, aporta, con gran libertad, un abrumador caudal expresivo y temático, Palinuro, personaje extraído de la Eneida virgiliana (el piloto de Eneas que se quedó dormido mientras tripulaba), pasa a representar el muchacho soñador y constituye un instrumento para trazar una irónica reflexión sobre el hombre actual.