En discotecas ‘in’ en Medellín y Quibdó terminó plata de la educación  del Chocó

Diapositiva1

Fiscalía dice que los bares eran una estrategia para dar apariencia de legalidad a plata obtenida.

Entre los bienes ocupados por la Fiscalía están las discotecas Jennylao de Medellín, que se ve en la imagen, y de Quibdó.

En dos de las discotecas de moda en Medellín y Quibdó en las que se han presentado reconocidos artistas nacionales e internacionales y que se promocionan con concursos de camisetas mojadas habría terminado la plata de un millonario desfalco a la educación del Chocó y a un grupo de pensionados de ese departamento.

Winston-Leonel-Torres-549x366

Fiscales de la dirección de Extinción de Dominio acaban de ordenar la ocupación de la discoteca Jennylao, con sedes en Medellín y Quibdó y que según el expediente habrían servido para lavar el dinero obtenido ilegalmente por Winston Leonel Torres Moreno.

Es el mismo hombre que en varios procesos judiciales se conoce como ‘el abogado del diablo’.

En esos establecimientos se han presentado orquestas y grupos de primer nivel, como El Gran Combo y Chocquibtown. Además, se ofrecen atractivos premios y rifas a los asistentes.

La tesis de la Fiscalía es que todo ese mercadeo obedecía a una estrategia para dar apariencia de legalidad a plata obtenida “gracias al enriquecimiento ilícito que (el abogado Torres) logró con el desfalco en detrimento de un grupo de muy humildes profesores”.

Además de las discotecas se ocuparon predios en Medellín y se incautaron motos y carros de alta gama, todo avaluado en 13.000 millones de pesos.

En el expediente aparece la declaración de un testigo según la cual el predio en el que funciona la discoteca en Quibdó en realidad pertenece a la Fundación Nuevo Horizonte de Chocó, que fue creada en 1990 por el asesinado exgobernador de ese departamento Antonio Maya Copete para“direccionar recursos provenientes de los auxilios parlamentarios (…) y para que fuera su sede de campaña en épocas electorales”.

discos-y-bares-en-medellin

Pero en documentos se encontró que la discoteca aparece a nombre de la Asociación Nacional para el intercambio Cultural Afrodescendiente, controlada por el cuestionado abogado, quien tiene más de 22 procesos judiciales vigentes por estafa, enriquecimiento ilícito, fraude, peculado, prevaricato, abuso de confianza y falsedad. En la investigación se cuestiona que esos predios aparecen registrados en Bogotá en una dirección fantasma.

Juez lo dejó libre

 El ‘abogado del diablo’ se acogió a sentencia anticipada en 2011 por la apropiación de dinero de la Gobernación chocoana. Aunque incumplió la promesa de reintegrar el dinero (al menos 2.800 millones de pesos), pagó la pena en un lujoso apartamento de Medellín.
El expediente dice que “inexplicablemente”, a pesar de tener otra condena, el Juzgado Quinto de ejecución de penas de Medellín no lo envió a prisión y luego quedó libre.
casa-campestre-en-el-tesoro-sector-el-poblado-medellin-antioquia-colombia-14292012953

Algunos de los bienes estaban a nombre de Luz Nereida Torres, hermana del abogado, quien a pesar de sus bajos ingresos aparecía con propiedades por más de 800 millones de pesos, un vehículo de alta gama y una motocicleta.

También figura en la investigación Freisser Torres, otro potencial beneficiario de las ayudas del Estado a través del Sisbén, aunque vivía en el exclusivo sector de Laureles Campestre, de Medellín, y quien aparece haciendo operaciones con divisas por más de siete mil dólares. Otro de los bienes fue comprado por el abogado a un político de la región condenado por nexos con paramilitares.