Cayó estructura criminal que desapareció el río Sambingo al Sur del Cauca

MINERIA-ILEGAL-1050x763

Capturan a responsables de desaparecer el primer río en Colombia

La estructura criminal es señalada de extraer ilícitamente oro y verter mercurio al cauce del río Sambingo, en Cauca.

El impacto de la minería ilegal al medio ambiente ya cobró su primera víctima. El cauce del río  Sambingo, considerado como uno de los principales afluentes de la cuenca del Pacífico, desapareció por cuenta de una organización dedicada a la extracción ilícita de oro.

En el marco de la operación ‘La Carbonera’, contra las estructuras dedicadas a la minería criminal en Cauca, la Policía reportó la captura de 14 personas señaladas de ejercer esta actividad.

La operación de captura se cumplió de manera simultánea en Cali (Valle del Cauca), Pasto (Nariño), Popayán, Santander de Quilichao, El Bordo y en el Estrecho (Cauca).

 IMAGEN-16508642-2

Entre los capturados están los dos socios o jefes de la estructura, una contadora, los administradores de las minas, propietarios de las retroexcavadoras, aprovisionadores de combustible y transportadores del oro extraído.

Según la Policía, algunos de los vinculados a la investigación son el tesorero y el ex tesorero de Iscuandé (Nariño). Contra estas dos personas hay evidencias de la presunta financiación de una campaña electoral en el Pacífico nariñense, con dineros provenientes de la minería ilegal en el río Sambingo.

De acuerdo con las autoridades existen suficientes evidencias que los vinculan con la desaparición de este río y tendrán que responder además por los delitos de explotación ilícita de yacimiento minero, concierto para delinquir y financiación al terrorismo.

Este ataque al medio ambiente quedó al descubierto cuando investigadores de la Policía detectaron una veta de oro sobre el afluente, entre Mercaderes y Bolívar (Cauca). “Los testimonios recopilados en la región, fueron clave para identificar a los integrantes de la organización que extraía mineral con retroexcavadoras y vertiendo altas cantidades de mercurio, generando un irreversible daño ambiental”, señalaron fuentes de la Policía.

La información recopilada, permitió conocer que la estructura criminal obtenía cuatro kilos de oro en 10 días, a expensas de erosionar la rivera del Sambingo, afectar el curso y contaminar las aguas, lo que sumado a las altas temperaturas del Fenómeno del Niño, terminó por llevarlo a la desaparición.