Colombianos tienen 100.000 millones de dólares en paraísos fiscales: Ortega

 

 juan_ricardo_ortega

Así lo aseguró el Juan Ricardo Ortega, exdirector de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), quien aseguró que la principal excusa de las personas adineradas para desviar el dinero desde el país para no tributar es la corrupción, por lo que se crean casos como el de “Panama Papers”.

Colombia no es la más corrupta pero tampoco la menos, dijo Ortega, quien aseguró que la diferencia con países como Brasil es que “el sistema judicial se logró independizar, levantar cabeza y empezar a sancionar. Lo importante es que exista un sistema judicial poderoso capaz de de perseguir y sancionar indistintamente de qué tan poderosa es la persona que está detrás de ella”.

De acuerdo con el exdirector en dialogo con Caracol Radio en casos como el “Panama Papers” es muy difícil que en Colombia pase algo porque el músculo internacional es débil y el país no tiene para presionar, ni amenazar a ningún país del mundo y no se logra un consenso internacional para sancionar estos hechos porque las mismas jurisdicciones en Estados Unidos tienen pecados graves.

“Hay una doble moral donde el gran capital todavía sigue teniendo mucho que decir en permitir que estás cosas sucedan, pero las sociedades democráticas y la opinión pública tienen que volverse muy intolerables a que se sigan montando estos esquemas que lo único que hacen es que se defrauden las obligaciones sociales que tienen las personas que pueden aportar más”, señaló Ortega a la cadena radial.

Por su parte, el gobierno ruso emitió recientemente un comunicado indicando que el reciente caso de cuentas fiscales en Panamá en las que involucran al presidente Vladimir Putín es un montaje por exigentes de la CIA en donde el blanco central es el presidente del país ruso.

Los papeles de Panamá

Vladimir Putin

Vladimir Putin, Pedro Almodóvar, Mauricio Macri, Pilar de Borbón y Carlos Gutiérrez Robayo (cuñado del exmandatario Gustavo Petro) tienen hoy algo en común, y es estar en la lista que reveló el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (Icij), en la que más de 200 mandatarios, políticos, deportistas o familiares de líderes mundiales están implicados en la creación de sociedades encubiertas registradas en paraísos fiscales, con lo que se supone buscaban evadir impuestos.

Los 11,5 millones de documentos provienen de una fuente anónima que filtró las bases de datos del bufete de abogados, Mossack Fonseca, con domicilio en Panamá, y que es una de las cinco empresas más importantes del mundo especializada en crear sociedades ‘offshore’. Este tipo de sociedades desarrollan su actividad en un país pero están registradas en otro, donde gozan de beneficios y a pesar de ser legales, si los dueños cumplen la ley, se usan normalmente para esconder capitales.

En la lista, que contiene 46 veces la información que reveló Wikileaks, habría 214.488 sociedades encubiertas en paraísos fiscales e información recopilada desde 1977 hasta enero de este año. Por ello podría tratarse de la mayor filtración de la historia, que muestra no solo cómo miles de personas ocultan su patrimonio en paraísos fiscales sino cómo hay una red de expertos en registrar sociedades offshore.

Hoy bajo la lupa mundial está, entre otros, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, que según la información que reveló el periódico La Sexta, perteneciente a Icij, dirigió una sociedad offshore en Las Bahamas antes de ser elegido presidente. Con esta, su padre y hermano hicieron inversiones en Brasil. La sociedad, Fleg Trading Limited, se habría registrado en 1998, cuando Macri era presidente de Boca Juniors. Después, cuando fue Alcalde de Buenos Aires, la sociedad aún estaba declarada a su nombre, y no hay rastros de declaraciones patrimoniales en el país.

En el caso de Colombia

panama

El único nombre que sale implicado por el momento, (ya que hasta ahora se ha revelado una lista de 200 líderes o sus familiares, y no de empresas) es el de Carlos Gutiérrez Robayo, cuñado del exalcalde Gustavo Petro, y quien ya estaba en el ojo del huracán por contratación irregular.

Según los datos del Icij, en la recopilación de Mossack Fonseca, Gutiérrez tendría 12 sociedades y fundaciones offshore que habrían sido creadas entre 2007 y 2014. Las empresas estarían en “Panamá e Islas Vírgenes Británicas, gestionadas por su firma Trenaco Colombia. Robayo era propietario de al menos 11 de las sociedades y de una fundación. Sin embargo, gestionaba toda la red con su esposa, que era copropietaria de una sociedad y principal beneficiaria de una de las fundaciones. Las actividades de las sociedades tenían lugar en Panamá, Colombia, Reino Unido y Suiza, en sectores como biotecnología, ganadería y el sector inmobiliario”, explicó el Icij.

Según el registro, hoy Mossack Fonseca no está trabajando con Gutiérrez ya que las investigaciones de la Fiscalía en Colombia lo marcaron como “una persona políticamente expuesta”. A la fecha el colombiano ha dicho que no ha cometido ningún delito y que no ha sido investigado.

Fuentes señalan que Mossack Fonseca ha manejado las cuentas de unos 800 inversionistas colombianos, lista que se publicaría en los próximos días.

Serían miles de testaferros que aparecen como titulares hasta de 3.000 empresas, lo que hace más difícil la investigación en casos como el del presidente Vladimir Putin, “que podría acumular más de US$2.000 millones con negocios como el que dirige el padrino de su hija, Sergey Roldugin, cabeza de dos sociedades offshore que se habrían comprado a través del Banco Rossiya, el banco personal de Putin”.

Otro de los nombres es el de Pilar de Borbón, hermana mayor de Juan Carlos I de España, quien tendría una sociedad creada en 1970, Delantera Financiera SA, donde escondería dinero de fundaciones.

De esta manera, este nuevo escándalo vuelve a abrir la discusión para que Colombia analice incluir a Panamá dentro de la clasificación. Esto permite que se amplíen las posibilidades de control tributario para la Dian, ya que todas las empresas que hagan negocios allí deben cumplir unas obligaciones adicionales que sirven como un control para pagar los impuestos.