«El Gordito» Vásquez de Palmira, le tocó adelgazar en Medellín

 

IMAGEN-16541000-1

Óscar Vásquez Morales, considerado el hombre más obeso del país, recibirá un tratamiento médico para adelgazar y mejorar su estado de salud, proceso para el cual deberá ser trasladado desde Palmira, el lugar donde vive, hasta Medellín.

Su caso fue conocido este viernes debido a la gestión que la fundación Gorditos de Corazón adelanta para ayudar a Vásquez, quien pesa 400 kilos actualmente.

De hecho, su traslado a Medellín será acelerado debido a la descompensación que sufrió este jueves, cuando asistía a una cita médica.

El hombre de 44 años de edad fue rescatado hace un  mes por la fundación  Gorditos de Corazón, de Antioquia, que lo someterá a un complejo tratamiento médico que se debe desarrollar en tres fases, según precisó Salvador Palacio González, director y fundador de esa entidad.

 

De acuerdo con un reciente diagnóstico, a Óscar se le debe colocar un balón gástrico para hacerle perder peso y luego someterlo a un proceso quirúrgico denominado manga gástrica. Entre estos dos procedimientos hay un período de seis meses a un año. Luego se debe practicar una cirugía de alto riesgo (Bypass gástrico por laparoscopia) ya que debe perder aproximadamente 300 kilos.

98053fe71e77220acdca94c6a38fed30

Palacio González señaló que para iniciar con este proceso debe perder al menos 25 kilos y disminuir la toxicidad en su hígado graso. “Es un trabajo que toma mucho tiempo y lo que se hará es de carácter urgente para detener su obesidad”, subrayó el experto, quien también fue obeso y cree que este proceso se puede tomar entre dos y tres años. Dijo también, que luego se tendrá que realizar una cirugía reconstructiva de piel para retirar los pliegues que queden.

Además de lo costoso que puede resultar este tratamiento, se requiere de una atención especial y compleja que demanda todo un equipo multidisciplinario a su disposición.

Según Óscar Vásquez, con una dieta a base de frutas, verduras y cero grasas y azúcares, ha logrado bajar algunos kilos pues ya se puede colocar varias camisetas en las que antes no cabía.

Recordó que su obesidad la adquirió más o menos a lo largo de diez años luego de que su mamá muriera y entrara en una depresión muy grande que lo llevó a comer de manera desmedida.

“Yo ya pesaba más de 230 kilos pero al no poder auxiliar a mi mamá eso me llevó a refugiarme en la ansiedad por comer”, indicó Óscar, quien se muestra optimista con los logros que tendrían con el tratamiento.

0e995dd631a69338eed2ebb622fe43e2

Su súper obesidad mórbida le ha causado una serie de situaciones difíciles, sobre todo en su parte física, pues presenta un síndrome metabólico alterado, enfermedad de apnea obstructiva del sueño y presenta un linfedema  pélvico con un peso aproximado de 40 kilos. Actualmente Óscar  está inmóvil y  postrado en una cama de su residencia ubicada en el barrio Sesquicentenario de Palmira.

Precisamente este jueves el Cuerpo de Bomberos de Palmira debió poner en práctica los planes de contingencia que había diseñado para un traslado urgente de Óscar, quien sufrió una descompensación al caminar  más de lo debido cuando se encontraba en una cita médica en una EPS de la ciudad., dijo el comandante de los Bomberos,  capitán William Moya, tras precisar que para el traslado fueron necesarios entre 12 y 16 hombres.

Explicó que en el momento se está improvisando con una carpa y unas varillas para levantarlo y proceder a su traslado en la única ambulancia que resiste el peso y que cuenta con el espacio suficiente para su acomodación.