Un soldado y un guerrillero muertos dejan combates con ELN en el Cauca

64686-soldado-herido-en-combate-colombia

Un soldado del Ejército y un guerrillero del ELN, murieron durante enfrentamientos en una zona rural del departamento de Cauca, en los que dos rebeldes y dos soldados más resultaron heridos, informaron este viernes las autoridades.
El combate contra guerrilleros del Frente Manuel Vásquez Castaño del Ejército de Liberación Nacional (ELN) ocurrió en las últimas horas durante una operación militar en el corregimiento La Medina, municipio de Bolívar, sur del Cauca, tras varios días de labores de inteligencia, según un comunicado del Ejército.

«Fue así como resultó muerto (…) un terrorista y dos más se encuentran heridos», señaló el texto. «En el mismo hecho es herido un soldado profesional, quien pese a los esfuerzos pierde la vida posteriormente. De igual forma dos uniformados más se encuentran heridos, aunque fuera de peligro», agregó.

Tras el enfrentamiento, el Ejército se incautó un fusil, dos armas cortas, abundante munición, dos motos, «así como importante documentación que a esta hora es analizada por personal de inteligencia militar».

luis-fernando-rojas-2

«Es un golpe contundente que se le da al frente Manuel Vásquez Castaño», señaló el comandante de la Tercera División del Ejército, el general Luis Fernando Rojas.

Las fuerzas militares desarrollan en los últimos días una fuerte ofensiva contra el ELN, surgido en 1964 por influencia de la revolución cubana y que actualmente cuenta con unos 1.500 combatientes, según el más reciente reporte oficial.

bombardeo

La escalada oficial contra esta guerrilla se produce luego de la captura, el 3 de febrero, de un cabo del Ejército.

Desde enero de 2014 esa guerrilla sostiene negociaciones preliminares con el gobierno de Juan Manuel Santos con miras a un diálogo formal similar al que se desarrolla desde hace más de tres años en Cuba con las Farc, principal guerrilla del país.

Sin embargo, no parece haber avances en esas conversaciones con el ELN, que ha incrementado su actividad armada últimamente en memoria del sacerdote Camilo Torres, ícono de la organización abatido hace 50 años por militares.

«Si quieren iniciar algún tipo de conversación pública, tienen que liberar a esos dos secuestrados que tienen en sus manos», dijo el presidente el sábado pasado, en alusión al cabo Jair de Jesús Villar y al civil Ramón José Cabrales, en poder de la guerrilla desde 2014.