“No hay un periodismo crítico frente al gobierno Santos”: Javier Darío Restrepo

javier_dario_restrepo

El maestro de ética periodística señala que, en general, los medios están contaminados por el poder de todos los gobiernos. La salida de Vicky Dávila de La FM dejó un sinsabor por presuntas presiones políticas.

“Las directivas de la empresa expresan su gratitud por estos años de trabajo y dedicación”. Con esas palabras, contenidas en un comunicado, RCN se manifestó este jueves sobre la renuncia de Vicky Davila, quien hasta este miércoles fue la directora de noticias de La FM. Al final del documento se leía: “Uno de los postulados fundamentales de RCN tiene que ver con el fomento y la promoción de la libre expresión y la autonomía periodística. RCN ha liderado la defensa de la libertad de prensa en Colombia y en la región. Entendemos que estos principios son de fundamental importancia para toda la sociedad y para el fortalecimiento de la democracia y nuestras libertades”.

Los motivos concretos por los cuales la directora de La FM se retiró del cargo no se hicieron explícitos. No obstante, la última frase del comunicado era un indicio de que la salida de Vicky Dávila tenía que ver con la polémica que generó la divulgación del video del ex viceministro Carlos Ferro, grabado clandestinamente por el capitán de la Policía, Ányelo Palacios.

FM1-IMG_6351

La grabación era, supuestamente, prueba de que la llamada Comunidad del Anillo –una red de prostitución de policías de la que Palacios ha sido gran denunciante- sí existió y de que congresistas como Ferro habían sido sus usuarios. “Dicho periodismo ha gozado con el respaldo de esta casa, teniendo como límite natural el respeto a los valores inalienables de la sociedad”, cerraba el comunicado.

Ese polémico video, más los constantes enfrentamientos públicos con la Policía y el presidente Juan Manuel Santos, habrían precipitado la salida de Vicky Dávila de su cargo en la emisora. A pesar de que por casi dos años Dávila y su grupo de trabajo publicaron más de una docena de denuncias contra integrantes de la Policía, especialmente en las que se veía salpicado el general (r) Rodolfo Palomino, el video que supuestamente probaba la existencia de la Comunidad del Anillo –cuyos “cerebros” serían altos oficiales– fue el detonante para que los directivos de RCN le pidieran a Dávila dar un paso al costado.

 vicky15

Doce horas antes de que se conociera la salida de la periodista de La Fm, el director de la Policía, Rodolfo Palomino, también fue retirado del cargo. Salió de la institución luego de que la Procuraduría le abriera investigación formal por presuntas “chuzadas” a periodistas, por incremento patrimonial injustificado y por supuesta inacción para ponerle freno a la Comunidad del Anillo. A la vez que se anunciaba en el Ministerio Público la decisión de investigar al oficial, Vicky Dávila reveló el contenido de un video al que hizo referencia la Procuraduría y que supuestamente evidenciaría que la red de prostitución en la Policía sí existe y que en ella participaron congresistas.

Pero la publicación de las imágenes generó un efecto contrario. El video era una grabación clandestina hecha por el capitán Anyelo Palacios –uno de los denunciantes de la comunidad del anillo- al ex viceministro del Interior Carlos Ferro, congresista para la época de los hechos. Tenía la intención de demostrar que existía la Comunidad del Anillo, pero lo que se ve en el video no es más que una conversación entre dos hombres que desean sostener relaciones sexuales. Todo terminó en un aluvión de críticas a Vicky Dávila y a La Fm por la publicación del video.

Se empezó a debatir sobre el derecho a la privacidad, sobre la ética periodística, la libertad de expresión y sobre si el video demostraba o no un nexo con la comunidad del anillo. El consenso general fue el rechazo a la publicación del video porque se afectaba la vida privada del exviceministro Ferro y su familia.

vicky4

Era innecesario el escarnio público. En distintos medios de comunicación responsabilizaron a Vicky Dávila de haber cometido un craso error, de fallar en su labor como periodista y se discutió qué hubieran hecho otros comunicadores si sus medios tuvieran el video del capitán Palacio y Carlos Ferro.

201510282133290.Javier_Restrepo

Frente a ese tema,  consultado  Javier Darío Restrepo, una de las voces autorizadas para hablar de ética periodística. “No es sana la reacción a este tema porque todo el mundo se convirtió en juez y cuando se trata de asuntos de ética periodística nadie es juez de nadie. Lo que resulta provechoso es que nos obliga pensar a los periodistas qué habría hecho cada uno de tener ese video en las manos. El derecho a la intimidad de una persona que está prestando servicio público está recortado con respecto de las personas comunes y corrientes”, dijo Restrepo.

Restrepo agregó que algunos de los episodios de la vida de un servidor público, en cuanto afecten a la sociedad, deben ser conocidos por la gente. Sin embargo, precisó que “otro punto es que estos funcionarios tienen derecho a que se les respete la intimidad, que es la parte de su vida personal que no tiene que ver con sus funciones públicas. Por ejemplo, las preferencias sexuales de una persona”. Por eso insistió en que el periodista debe definir bien qué es interés público: “Preguntarse qué consecuencias tendrá la difusión de esta noticia. Particularmente me parece importante si los periodistas lo utilizamos para examinar cómo hemos actuado y cómo deberíamos actuar a la luz de los aciertos y equivocaciones de este episodio”.

robledo

Dirigentes políticos como el senador del Polo Jorge Robledo y el presidente del Centro Democrático, Oscar Iván Zuluaga, concordaron en que fue un error publicar el video y que era una situación grave. Robledo aseguró que la situación es lamentable “porque cambió el foco del debate que se venía planteando desde La Fm. Además, toda orientación sexual debe ser respetada pero si está mediada por la coacción y el chantaje, es inaceptable y violatorio de la ley. Hay otras investigaciones que terminan despareciendo del escándalo mediático y es lamentable lo que pasó”.

A su vez, Zuluaga dijo que primero se debía establecer si el video era una prueba dentro de una investigación porque, de ser así, se habría violado la reserva del proceso. “Es muy grave que se viole la vida privada, es un bien preciado y no hay justificación alguna. El síndrome de la chiva, de generar noticia, no puede estar por encima de la vida privada y la intimidad. No se puede publicar cualquier información. Tiene que haber una frontera y el medio no puede reemplazar a las instituciones. Si los medios no respetan el tema de la filtración, el país pierde en el fortalecimiento de las instituciones”.

La polémica terminó en la renuncia de la periodista en la noche del miércoles a la dirección de La Fm. En un principio se dijo que era por el video, pero luego corrió el rumor de que su salida se debía más a presiones políticas por las constantes denuncias y enfrentamientos públicos que sostuvo Vicky Dávila con el general Palomino y con el presidente Juan Manuel Santos.

El caso más delicado fueron las denuncias sobre supuestos seguimientos e interceptaciones ilegales de los que eran víctimas los miembros de la mesa de trabajo de La Fm y distintos periodistas que investigaban casos de corrupción e ilegalidades en la Policía.

Vicky Dávila hizo las denuncias correspondientes ante las autoridades y siguió insistiendo desde los micrófonos que el gobierno no estaba tomando las medidas necesarias y que estaba restándole importancia a sus denuncias. En un principio, el presidente Santos dijo que no sacaría al general Palomino de la dirección de la Policía por simples “chismes”. En respuesta, Vicky Dávila dijo desde su cabina que las chuzadas eran una realidad. Y lo repitió en el discurso que dio cuando recibió el premio del Círculo de Periodistas de Bogotá (CPB), el 9 de febrero.

Justamente, el CPB premió la investigación de Vicky Dávila y su mesa de trabajo sobre posibles actos de corrupción en la Policía. “(Fue) un trabajo de investigación serio y documentado, que motivó la reacción del propio Gobierno Nacional para abrir investigaciones encaminadas a esclarecer la verdad de las denuncias hechas por miembros de la Policía Nacional».

La última crítica del presidente Santos a la periodista fue el miércoles de esta semana en la tarde, en un conversatorio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que dirigía la periodista de CNN Patricia Janiot.

santos_en_debate

El primer mandatario cuestionó duramente la publicación del video y le preguntó a Janiot: “Usted es periodista, yo soy periodista. ¿A usted le parece que divulgar ese video (el de Ferro y Palacios) es buen periodismo?”. Ella respondió que no lo había visto pero sabía que fue muy criticado, a lo que el presidente Santos dijo: “Los periodistas deberían hacerse un cuestionamiento ellos mismos, aquí se están saliendo de madre ese tipo de ataques y de información, que no son un buen periodismo. Eso lo digo como periodista, no como presidente”.

La Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) está estudiando el caso de Vicky Dávila porque para ellos podría tratarse de una afectación a la libertad de prensa. Fuentes consultadas por este diario agregaron que si bien el video no se relacionaba directamente con la comunidad del anillo, el tema había tomado relevancia tras el anuncio que hizo la Procuraduría de investigar al general (r) Palomino. “Lo que sí es cierto es que hay casos de periodistas amenazados cuando se han acercado al tema. No solo de La Fm. Hay antecedentes de censura y agresión sobre el tema de la Comunidad del Anillo, que podrían explicar el tema de interceptaciones y seguimientos a periodistas», le dijo a  una persona que conoce esos casos.

Para muchas personas relacionadas con el gremio, en el caso de Vicky Dávila es necesario que se diferencie la libertad de expresión y la ética profesional. Si en el debate se dice que la libertad es igual a la ética, ningún medio pasaría un test de ética y nadie podría hacer periodismo. Para Javier Darío Restrepo, lo que sucedió con Vicky Dávila es que existe “una generalizada animadversión y gran parte de las críticas (contra ella) carecen de fundamento al ser emocionales. En este momento lo que se debe imponer no es la crítica o la reacción emocional sino la reacción inteligente que aproveche lo que hay que aprender de este episodio”.

El presidente del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, agregó que no conocía las motivaciones para que le pidieran la renuncia a Vicky Dávila. “Eso responde a la líneas que trazan los dueños de los medios de comunicación de cómo se debe informar”, manifestó Zuluaga, quien agregó que lo que sí le parecía grave eran las “chuzadas”. Insistió en que no se puede hacer justicia a través de los medios de comunicación, que tienen la capacidad de hacer investigaciones pero no de suplantar la justicia.

Zuluaga agregó: “El talante del gobierno Santos es buscar unanimidad. No soporta la crítica. Le importa más su imagen que los problemas de los ciudadanos. Ha hecho uso de los dineros públicos para influir sobre los medios. Casos que no tienen justificación como grandes contratos a la revista Semana para realizar programas de pedagogía sobre la paz ¿Qué independencia puede tener así un medio?”.

A su crítica se unió Jorge Robledo: “El gobiernismo de casi todo los medios es hasta cómico, no le hace bien al país. Y este es un gobierno más malo de lo que trasmiten los medios de comunicación. Tengo la percepción de que el presidente Santos presiona a los medios y les reclama por cada cosa que no coincida con la posición del gobierno”.

javier-dario-restrepo1

La gran conclusión de Javier Restrepo frente a este tema es que si bien se hay publicaciones que están creando un clima propicio para reconciliación y perdón, “lo que es desafortunado en la prensa es su dependencia extrema de las fuentes económicas. Ya se ha creado una especie de complejo en los lectores, porque cuando leen alguna información de trascendencia, se pregunta quién les está pagando para informar así. Eso es lo peor que le puede suceder a la prensa, que pierda su credibilidad. No hay un periodismo crítico frente al gobierno Santos, es muy escaso. Pero eso no sucede solo frente al gobierno Santos sino ante todos los gobiernos. La prensa está muy contaminada por la adoración del poder”.

inserte