Fiscalía investiga 100 casos de desaparición forzada en la cárcel  La Modelo

IMAGEN-12725766-2

Se habría conformado una red criminal entre jefes de las Farc, paramilitares y narcotraficantes en el interior del centro carcelario para el tráfico de armas.

En las afueras de la Cárcel La Modelo de Bogotá un centenar de personas realizaron un plantón a favor de Carlos Cárdenas, implicado en la muerte de Luis Andrés Colmenares. (Colprensa- José Herchel Ruiz).

La Fiscalía General adelanta una investigación por cerca de 100 casos de desaparición forzada que se habrían presentado en el interior de la cárcel La Modelo de Bogotá entre los años de 1999 y 2000.

El ente investigador busca establecer si estas personas fueron descuartizadas y sus cuerpos arrojados por las canales de aguas.

Los investigadores analizan si estas acciones fueron ejecutadas por una red criminal conformada en el mismo establecimiento carcelario por jefes paramilitares, guerrilleros de las Farc y narcotraficantes para el tráfico de armas.

jb

Estos hechos fueron materia de investigación por un grupo de periodistas , entre los que se encontraban Jineth Bedoya.

19d0ffc8c33e4ed59f0cce053f528010

Fue precisamente en una visita a la cárcel La Modelo en mayo de 2000 cuando la reportera fue engañada para reunirse con uno de los jefes paramilitares que le iba a revelar una información. Sin embargo, en la entrada del plantel fue secuestrada, torturada y acosada sexualmente por alias “El Panadero” quien confesó los cargos de  secuestro y tortura contra la comunicadora.

 

La directora de Articulación de Fiscalías Nacionales Especializadas, Caterina Heyck Puyana indicó que “desde el año pasado se iniciaron la investigación por graves violaciones a los derechos humanos, por desaparición y descuartizamiento de varias personas, entre ellos reclusos, visitantes y personas ajenas al penal, cuyos restos fueron arrojados por la red de alcantarillado”.

 foto period.

La directora de Articulación de Fiscalías Nacionales Especializadas, Caterina Heyck Puyana indicó que “desde el año pasado se iniciaron la investigación por graves violaciones a los derechos humanos, por desaparición y descuartizamiento de varias personas, entre ellos reclusos, visitantes y personas ajenas al penal, cuyos restos fueron arrojados por la red de alcantarillado”.

 

“Como respuesta al trabajo periodístico de Bedoya, la Fiscalía hace público su compromiso para analizar los horrores que pasaron en el año 2000 en la cárcel», señaló la fiscal en rueda de prensa. El ente investigador recolecta pruebas para establecer si estos casos de desaparición forzada se presentaron en las cárceles de Bucaramanga, Popayán y Barranquilla.