“Si de algo soy culpable es de haberme enamorado de una mujer, no voy a renunciar”: Otálora

  • Diapositiva1
    El defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, se defendió de las versiones en las que lo señalan de un supuesto acoso sexual a su exsecretaria y exreina de Cundinamarca, Astrid Helena Cristancho.
    El defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, se defendió este lunes de las versiones publicadas el pasado domingo por el periodista Daniel Coronell en las que lo señalan de un supuesto  acoso a su ex secretaria y ex reina de Cundinamarca, Astrid Helena Cristancho.

“Si de algo soy culpable es de haberme enamorado de una mujer”, aseguró Otálora este lunes en rueda de prensa. “Las fotografías son mías, y son producto de una relación de pareja, de una pareja que se tenía confianza”, dijo el defensor del Pueblo.

Aseguró que no renunciará a su cargo pues lo que está en juego, con las denuncias sobre un supuesto acoso sexual y laboral, es la vida personal de una pareja y no la estabilidad de la entidad que dirige. Otálora señaló que lo que mantuvo con su exsecretaria Astrid Cristancho fue una relación sentimental de más de un año.

Así mismo, confirmó que la relación inició a los pocos meses que ella ingresó a la entidad. “Aquí nunca ha estado en juego la estabilidad de la Defensoría del Pueblo. No es la que se está cuestionando. Lo que está en vilo y lo que las autoridades van a establecer es la vida íntima de una pareja”.

Fue una relación sentimental, libre de mutuo a cuerdo, que duró más de un año, con quien compartí como pareja, viajando, departiendo, asistiendo a eventos sociales, a restaurantes, como lo hace cualquier pareja y lastimosamente ella está desconociendo una relación que nos toca ventilar públicamente. Quiero ser claro que fue una relación muy importante en mi vida, que me dio el soporte que requiere uno como director de una institución”, dijo.

El pasado domingo en diálogo con Noticias Caracol, Otálora admitió que tuvo una relación  sentimental con su ex asesora  privada: “Fue una relación que duró más un año. Fue una relación libre, de mutuo acuerdo entre dos personas solteras. Viajamos, compartimos, salimos a comidas”.

Otálora dijo, además, que las fotos que reveló el periodista Daniel Coronell en la revista Semana sí son suyas:“Esas fotografías se presentaron en medio de una relación muy bonita. Hasta llegamos a hablar de tener un hijo”.

El defensor admitió que sostener una relación de subordinación con una funcionaria “no está bien. Ofrezco excusas, pero uno no escoge de quién enamorarse. Soy un hombre soltero y ella era una mujer soltera. Una mujer con la que convivía buena parte del día y de la noche, por los viajes, por el trabajo y por el apoyo que ella me daba en el desarrollo de mi actividad como defensor”.

Mientras  tanto,Congresistas, juristas y líderes de opinión pidieron la renuncia del defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, por el supuesto acoso sexual que ejerció en contra de la funcionaria Astrid Helena Cristancho.

El partido Liberal, del cual hace parte y por medio de una carta de Horacio Serpa se pidió su renuncia para defender la buena reputación de la entidad. “El doctor Otálora fue elegido Defensor del Pueblo con el apoyo de la bancada liberal de la Cámara de Representantes. Como copresidente de la Dirección Nacional Liberal y como persona estimo que los escándalos públicos en los que está comprometido el doctor Otálora afectan el buen nombre de la Entidad y sus funciones como Defensor”, dice la misiva del  dirigente  liberal.