James hizo el pasegol para el tanto del francés Benzema ante el Betis 1-1

xIMAGEN-16490899-2.jpg.pagespeed.ic.iQJqAqpYO1

James Rodríguez sintió este domingo el respaldo de su técnico en el Real Madrid, el francés Zinedine Zidane. En la visita al Real Betis, en juego de la fecha 21 de la Liga de España, el mediocampista colombiano fue titular por primera vez en la era de ‘Zizou’.

El primer tiempo del cucuteño fue tan gris como el de sus compañeros y el de su uniforme alternativo. El Real se vio sorprendido al minuto 7, con un verdadero golazo de Álvaro Cejudo para el Betis, que rompió una racha de más de 600 minutos sin convertir.

Rodríguez Rubio se recostó por el sector derecho del ataque madridista, pero al ver que no influía decidió bajar al sector medio para acompañar la salida junto al croata Luka Modric y al alemán Toni Kroos.

Pero el segundo tiempo dejó una imagen más esperanzadora para los que esperan ver la mejor versión del ‘10’ del Madrid, y de paso para los seguidores colombianos, que esperan que llegue a tope para la Eliminatoria mundialista en marzo próximo.

xIMAGEN-16490898-1.jpg.pagespeed.ic.q7pZIJvKkQ

James se vio metido en las acciones de ataque de su equipo; aunque pisó el área en varias ocasiones, buscó ser el guía desde unos metros más atrás, apoyado por un gran papel de Modric. En el gol del empate ‘merengue’, al minuto 71, el colombiano de 24 años tuvo un papel protagónico: James se asoció con Kroos buscando la pared, el zurdo recibió la pelota en aparente fuera de lugar y asistió a Benzema para que definiera solo frente al arco defendido por Adán.

Al minuto 77, James recordó su buen remate de media distancia. El colombiano tomó el balón al borde del área y sacó un zapatazo que desvió Adán de manera heroica para enviarla al tiro de esquina.

xIMAGEN-16490873-2.png.pagespeed.ic.5jSKWU4TOB

Tres minutos más tarde, Zidane decidió sustituirlo y darle descanso después de un alentador papel. Jesé Rodríguez ingresó por James, pero el marcador no se movió y Betis y Madrid igualaron 1-1. Real Madrid llegó a 44 puntos y quedó en el tercer lugar de la tabla, a 4 unidades de los punteros Barcelona y Atlético de Madrid.