Real Madrid goleó 5-1 al Sporting, James jugó media hora

 

3038598_n_vir1

El colombiano entró por Isco cuando el partido ya estaba resuelto.

El nuevo Real Madrid de Zinedine Zidane aprovechó las penurias de un adversario en estado de depresión y la motivación extra que impulsó el cambio en su banquillo para prolongar su idilio, dar un paso más al frente y alimentar las cifras y el rendimiento de su terna atacante: Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y Gareth Bale, la conocida BBC.

En plena euforia, el Real Madrid atravesó la primera jornada de la segunda vuelta con una nueva goleada. Otra tarde plácida para afianzar el trayecto por recorrer del técnico galo. Las sensaciones que genera el cuadro blanco invitan al optimismo. El compromiso de los jugadores, el trabajo, e incluso el acierto. Advierte hambre el Real Madrid.

12573000_10150966309929953_3123196432488711632_n

No obstante, no fue el Sporting un equipo para calibrar el estado y la evolución del cuadro blanco. Primero, por su situación. En pleno declive, desalentado, víctima de sus últimos resultados y angustiado por su ubicación en los sótanos de la tabla. En segundo lugar, porque apenas le dio tiempo de asimilar su presencia en el recinto blanco.

A los diez minutos ya tenía tres goles en contra. Una misión imposible y toda una eternidad aún por jugar. Independientemente de lo que depare el futuro Zidane dio la sensación de tener sus ideas claras y el grupo titular definido.

A falta de descubrir la dupla de centrales de confianza, condicionada ahora por la baja de Sergio Ramos, el entrenador galo ha manifestado sin tapujos su apuesta: Dani Carvajal es su lateral derecho en detrimento de Danilo e Isco un fijo mientras James espera en el banquillo. Repitió Isco y repitió Carvajal.

12552766_10150966310414953_3518561797837284451_n

La nueva lesión en el sóleo de la pierna derecha de Bale fue el contratiempo del partido. Disfrutaba el galés de su mejor momento de blanco, pero poco antes del intermedio se tumbó en el suelo lesionado. Gareth Bale abandonó el césped después de haber engrosado sus números. Contemplará el período de baja con trece goles en su mochila. Tres menos que Cristiano Ronaldo y Karim Benzema.

El francés también abandonó el campo de forma prematura. Fue en la segunda parte, dañado en el tobillo derecho por un golpe recibido de forma fortuita por su compañero James. El choque se ventiló en los primeros minutos. A los ocho, un córner botado por el alemán Toni Kroos a la izquierda de Pichu Cuéllar fue rematado en el primer palo por el galés. Dos después, un centro al área de Benzema fue aprovechado, de media volea, por Cristiano Ronaldo. Y en el 12, fue el atacante francés el que, de tijera, llevó a la red un pase de Cristiano.

El cuarto fue en el 18, en una acción iniciada por Isco, que encontró a Carvajal por la derecha. Su centro al área lo finalizó el portugués, que elevó a dieciséis su cifra de goles. Tras un período de tregua llegó el quinto, un poco antes del descanso. Una buena acción individual de Isco en la media luna transportó la pelota a Benzema, que solo ante la meta superó a Cuéllar.

11226048_10150966310294953_3362802836775245071_n

Fue Jesé y James, el sustituto de Bale en la reanudación, otra declaración de intenciones de Zidane, que tiene claras sus intenciones sin obligaciones creadas ni impuestas. El colombiano saltó al campo para jugar la última media hora. Sustituyó a Isco. Para entonces ya no estaba sobre el césped el croata Alen Halilovic, que se quedó en el vestuario en el intermedio.

fatbol

 

Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, no explicó los motivos de la segunda suplencia consecutiva desde su llegada de James Rodríguez, que tampoco fue el primer cambio con la lesión del galés Gareth Bale, y aseguró que «como todos tiene que trabajar bien y estar fuerte».

«Estamos todos en el mismo barco aquí. Va a jugar uno y otro, de momento está jugando Iscoy luego entra James pero el próximo partido a lo mejor será diferente», destacó Zidane.

«Para mí lo más complicado es hacer el equipo, tengo 25 jugadores que son muy buenos, entrenan muy bien y es verdad que el día antes del partido es complicado hacer el equipo, pero es mi responsabilidad. Tengo que tomar decisiones y siempre todos quieren jugar, lo entiendo pero al final tomo decisiones y lo importante es el equipo, el grupo», añadió.

Preguntado Zidane por el estado físico de James, aseguró que «como todos tiene que trabajar bien para llegar bien a los partidos y estar fuerte».