A 70 días de llegar a un acuerdo final piden dinamizar mesa de diálogos en la habana

 

 Las delegaciones del Gobierno y las Farc retomaron este miércoles las negociaciones enfocados en la discusión del cese bilateral. FOTO COLPRENSA

Las Farc ven poco probable que se firme el acuerdo de paz con el Gobierno la fecha marcada por 23 de marzo, pese a que las partes están haciendo todos los esfuerzos por avanzar, dijo un representante del grupo rebelde en La Habana.

“El acelerador lo tenemos metido desde el primer día, y me imagino que ellos (el Gobierno) también. Estamos haciendo hasta lo imposible por el 23 (de marzo), pero hay factores objetivos que seguramente van a impedir que eso se dé”, dijo Joaquín Gómez, uno de los representantes de la guerrilla en las conversaciones.

“De parte del Gobierno hay escollos tan importantes como el esclarecimiento y desmantelamiento del paramilitarismo, así que hay una gran cantidad de hechos que no han sido posibles no porque nosotros intencionadamente nos opongamos a que sea el 23”, añadió a periodistas en La Habana.

El Gobierno y las Farc retomaron este miércoles las negociaciones enfocados en la discusión del cese bilateral y definitivo al fuego, el último y quizás más complejo punto de las conversaciones que comenzaron hace más de tres años en Cuba.

Después de más de medio siglo de confrontación armada y el fracaso de tres negociaciones anteriores, las Farc y el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos está casi listos para renunciar a las armas y poner fin a un conflicto que ha dejado 220.000 muertos.

Ambas partes reinstalan la mesa de diálogo pocos días después de que el presidente Santos anunció que citará al Congreso a sesiones extraordinarias para que le otorgue facultades que le permitan concentrar y desarmar a la guerrilla, para tratar de firmar un acuerdo de paz antes del 23 de marzo.

2015-09-24_2_1203698

Santos acordó con el máximo líder de las Farc, Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, la fecha límite en un histórico encuentro en septiembre en La Habana con la presencia del presidente cubano, Raúl Castro.

Para cerrar la negociación, el Gobierno y las Farc deben llegar a consensos acerca del cese bilateral al fuego que incluye la concentración y desarme de la guerrilla, así como crear mecanismos que permitan implementar, verificar y refrendar el acuerdo de paz.