Captura del Alcalde de Buriticá es una vergüenza: gobernador Sergio Fajardo

Carlos Mario Varela Ramírez fue enviado a la cárcel por presuntos nexos con el Clan Úsuga.

 Captura del Alcalde de Buriticá es una vergüenza: gobernador Sergio Fajardo

Luego de que las autoridades capturaran el pasado miércoles al actual alcalde de Buriticá (Antioquia), Carlos Mario Varela Ramírez, y de conocerse que está señalado por tener presuntos vínculos con el Clan Úsuga, el gobernador del departamento, Sergio Fajardo, señaló que las actuaciones de Ramírez son una vergüenza para el municipio.

“Es un schok, y a mí me duele profundamente lo que ha ocurrido con el alcalde de Buriticá, pero la información que se nos ha compartido es dramático. Como gobierno departamental trabajamos con él para solucionar los problemas de minería ilegal, que ha sido uno de los temas complejos. La información que tenemos es que él hacia parte de esa organización, eso es una vergüenza”, aseguró Sergio Fajardo, según Caracol Radio.

Y es que lo que más sorprende del caso son los señalamientos contra el mandatario de Buriticá, quien, según las investigaciones de las autoridades, pedía entre 200 y 250 millones de pesos para poder hacer la explotación minera, además de establecerse que parte del dinero que recibía era empleado en obstaculizar los trabajos de los mineros que sí estaban legalmente acreditados.

Sergio Fajardo, gobernador electo de Antioquia, aseguró que la administración de Juan Manuel Santos le falta más trabajo con las regiones, porque en su concepto está muy centralizado. (Colprensa-Archivo)

Ante esto, el Gobernador de Antioquia manifestó que no sabía exactamente cuántas veces se habían sentado con el alcalde para solucionar los problemas de Buriticá. De igual forma, reiteró que “una persona que es escogida para llevar las riendas de un municipio y termina asociada con la criminalidad, con todos los que estaban destruyendo al municipio, es una vergüenza”.

Las irregularidades cometidas por el mandatario municipal estarían beneficiando económicamente a los miembros del Clan Úsuga, reveló la Policía de Antioquia, por lo que la Fiscalía le imputó los cargos por los delitos de cohecho, concusión y prevaricato por omisión.

Tras conocerse que el juzgado Primero Penal Ambulante de Antioquia le dictó medida de aseguramiento en centro carcelario a Ramírez, el gobernador del departamento indicó que estaban trabajando en el municipio para dar soluciones efectivas a las más de 3.500 personas que ejercen la minería ilegal y que ahora el nuevo alcalde de la población deberá recobrar la confianza de la comunidad.

“Es una lástima, es un dolor muy fuerte, es un sentido de la ilegalidad y la destrucción. Al alcalde electo de Buriticá le toca reestablecer el tejido social, la confianza y tiene que recibir y transformar esa situación. Le toca la tarea de recuperación del municipio”, concluyó Fajardo.