El llanto de Armitage en el Congreso de Infraestructura

 

12096173_1652467241663516_8527462015474088894_n

Apenas le dieron la palabra en el panel de alcaldes electos en el XII Congreso Nacional de la Infraestructura celebrado a cabo del 25 al 27 de noviembre pasado en  el Centro de Convenciones Cartagena de Indias, el alcalde electo de Cali, Maurice Armitage, sorprendió al auditorio con unas emocionantes frases que lo llevaron al llanto.

El nuevo mandatario, que en elecciones fue considerado un fenómeno, habló de la confianza que sus electores depositaron en él, de la posibilidad de paz y de la desigualdad a superar. También hizo una reflexión sobre la responsabilidad que como alcalde tiene con la gente.

Armitage también aprovechó para dar un dato interesante: las personas con menos oportunidades en Cali gastan más en transporte que en comida.

Hubo silencio en el auditorio. Si la escena fuera en el discurso de posesión, se entendería, pero el público, en su mayoría ingenieros y empresarios, no se esperaba las sentidas palabras del alcalde que se llevaron un aplauso cerrado.

Lo que ocurrió según Caliescribe, con el alcalde electo de Cali, Maurice Armitage en el Congreso Nacional de Infraestructura en Cartagena el jueves, pasado es un anuncio de que el nuevo Mandatario puede convertirse en algo así como un personaje folclórico, sino se prepara mejor, porque la falta de formación y de conocimiento de los temas relacionados con la administración pública se le está notando cada vez más.

Tan pronto le dieron la palabra para hablar ante el gremio de la infraestructura, Armitage rompió en llanto, esto conmovió al auditorio que lo aplaudió, pero después vinieron los comentarios en voz baja.

Se le ha vuelto repetitivo el discurso, en todos los espacios a los que acude dice “yo de esto no sé”

12088322_1654139334829640_7331136046418113655_n

Además de llorar, Armitage dijo que él era un “ñuco” al lado de los alcaldes electos de Bogotá, Enrique Peñalosa y de Medellín, Federico Gutiérrez, y eso se notó, porque mientras ellos hicieron intervenciones profundas, en las que se notaba la preparación y su conocimiento de la relación entre infraestructura y calidad de vida y desarrollo, él hizo evidente su desconocimiento en la materia. Peñalosa habló más de 45 minutos, Gutiérrez media hora y Armitage apenas superó los 5 minutos.

Al Alcalde electo se la abona la sinceridad, porque admitió que no es un gran conocedor de los temas de infraestructura, pero se le ha vuelto repetitivo el discurso en todos los espacios a los que acude “yo de esto no sé” y en casi todos también llora y eso ya está empezando a caer mal. El no puede olvidar que representa a los caleños, la que en el pasado tuvo fama de albergar a importantes dirigentes en la orientación política, gremial y empresarial.

La clausura  del evento gremial estuvo a cargo del Presidente de la República Juan Manuel Santos y el presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI) Juan Martín Caicedo.

El mandatario colombiano comenzó su discurso diciendo que una de las cosas que más importa en un gobierno es tener un lugar de destino.

«En navegación son importantes las herramientas para llegar al destino. Hoy por hoy existen dos pilares importantes que pueden mantener un progreso sostenible en tiempos difíciles.»

Esos dos pilares son la educación y la infraestructura y según el presidente Colombia se anticipó a actuar ante estas tormentas que nos azotan.