Messi celebró su partido oficial 600 con gol

                                        FOTO REUTERS.

El argentino Leo Messi alcanzó este sábado en la victoria del Barcelona ante la Real Sociedad (4-0) los 600 partidos oficiales con la zamarra azulgrana y la selección absoluta de su país, un registro que ha conseguido en poco más de once temporadas.

El delantero rosarino, que encadenó su segunda titularidad consecutiva tras la lesión en su rodilla, celebró la efeméride con un tanto en los últimos compases del encuentro con el que su equipo ha cerrado la goleada ante el equipo donostiarra y ha agrandado todavía más sus estadísticas individuales.

Desde que debutara ante el Espanyol la noche del 16 de octubre de 2004, Messi ha disputado un total de 495 encuentros con el Barcelona, se ha convertido en el máximo goleador de la historia del club azulgrana -con 421 tantos- y ha completado un total de 158 asistencias.

A sus 28 años, el ‘diez’ del conjunto azulgrana es el sexto jugador de la historia del club que acumula más partidos oficiales con la camiseta azulgrana, sólo superado por Víctor Valdés (535), Migueli (549), Andrés Iniesta (563), Carles Puyol (593) y Xavi Hernández (768).

En estos 495 partidos, ha levantado 25 títulos oficiales: siete Ligas, cuatro Ligas de Campeones, tres Copas del Rey, tres Supercopas de Europa, seis Supercopas de España y dos Mundiales de Clubes.

Menos son los partidos jugados y títulos ganados -sólo un oro olímpico- con la selección absoluta de su país. Leo se ha vestido de albiceleste en 105 ocasiones, anotando un total de 49 tantos y 31 pases de gol, con un porcentaje anotador de 0,47 dianas por encuentro, muy por debajo de los 0,85 que ha conseguido de azulgrana.

Goleada azulgrana

Neymar, Luis Suárez y Lionel Messi siguen imparables y, con cuatro tantos entre el brasileño, el uruguayo y el argentino, el Barcelona volvió a golear este sábado, 4-0 de local a la Real Sociedad, para alargar a diez su racha de partidos invicto y solidificar su liderato en la clasificación de la liga española por la 13ra fecha.

Los barcelonistas, que siguen perfectos en su estadio y llevan seis triunfos consecutivos con balance goleador favorable de 22-1, marchan primeros, ahora con 33 puntos, y ampliaron su colchón respecto al Real Madrid, actual tercero con 24 unidades, y rival el domingo del Eibar.

Neymar abrió el marcador a los 22 minutos, repitió a los 53, y mejoró su total como máximo cañonero de la competición con 14 tantos, mientras que Suárez anotó a los 41 su 12da diana del campeonato y alargó a seis su racha de encuentros con gol.

“Entre Neymar, Suárez y Messi se buscan continuamente y están contentos cuando marcan los tres. Pero no importa quien anote. Somos un equipo y hoy también logramos otro partido sin encajar un gol”, recordó el lateral Dani Alves.

Messi completó la fiesta en los descuentos con su cuarto tanto liguero y tercero en dos partidos tras recuperarse de una lesión que le mantuvo dos meses ausente. El rosarino retornó en la paliza por 4-0 al Madrid y se reencontró con el gol por partida doble el martes, en otro meneo, 6-1 a la Roma por la Liga de Campeones.

El Atlético de Madrid, que figura segundo con 26 puntos, recibe a continuación al Espanyol. La jornada sabatina se completa con los cotejos Málaga-Granada, Las Palmas-Deportivo La Coruña y Celta de Vigo-Sporting de Gijón.

La Real no puntúa en cancha del Barsa desde la campaña 1990-91 y en ningún momento se reveló rival para el equipo de Luis Enrique, que jugó con la suficiencia y confianza que le suponen gozar del poderoso tridente formado por Lionel Messi, Suárez y Neymar. Los “txuri-urdin” cosecharon su primera derrota bajo la dirección del ex azulgrana Eusebio Sacristán y clasifican 14tos con 12 unidades.

En una tarde plácida para los locales, Suárez fue el primero en obligar a una buena intervención del argentino Gerónimo Rulli, quien aguantó el mano a mano tras excelente profundización de Neymar. El brasileño fue, a su vez, frustrado de nuevo por el arquero de la Real, felino en su salida para salvar el quiebro del azulgrana, habilitado por Messi desde la posición de media punta.

El tercer arribo barcelonista fue el de la vencida, nuevamente originario en el astro rosarino, con apertura para Dani Alves y cruce del lateral brasileño para Neymar, hábil rematador con el interior de la zurda, al primer toque.

Alves repitió como asistente de Suárez tras majestuosa diagonal de Andrés Iniesta, y centró al segundo poste para que el uruguayo ejecutara una meritoria volea que picó en la hierba y agarró a contrapié a Rulli, camino de la red.

Con descanso pero sin cambio de tónica, el Barsa reemprendió la rutina arrolladora en la reanudación, con pase de Iniesta para la incorporación de Jeremy Mathieu y cruce del francés remachado por Neymar, nuevamente de primeras y sin opción para Rulli.

Diapositiva1

Messi quiso sumarse a la fiesta con una volea a pase de Neymar, pero su zurdazo se perdió fuera por poco, tampoco dio con el arco en el lanzamiento de un tiro libre directo ajustado, y luego se topó con el travesaño en pícara comba al contragolpe.

Su insistencia halló recompensa en los descuentos; como no, tras jugada de fantasía entre Suárez y Neymar, asistente final del rosarino, quien solo tuvo que empujar en boca de gol.