Falleció Jaime Cardona, fundador y presidente de la 14

 

la 14 almacenes

Este miércoles falleció a los 82 años el fundador y propietario de Almacenes La 14, Jaime Cardona Parra por una falla cardio- vascular .

jaime cardona

Cardona, quién nació en  Aguadas, caldas, fundó en 1963 la cacharrería La 14. Hoy esta cadena de almacenes tiene sedes en Cali, Bogotá, Buenaventura, Jamundí, Tuluá y Pereira y genera unos 13.000 empleos en la región y a nivel nacional. Próximamente abrirán una de sus supertiendas en Popayán.

Almacenes La 14 es considerada la más importante empresa comercial del Valle del Cauca.

Los despojos mortales de don Jaime serán velados en la capilla In Memorian y será sepultado en el cementerio Metropolitano del Sur en Cali.

Los hermanos Cardona no imaginaron que la pequeña cacharrería que pusieron en funcionamiento hace 45 años en el centro de Cali se convertiría en la más grande cadena de hipermercados de la región y en todo un símbolo de los vallecaucanos. Hoy su compañía, sin ser la más grande del sector de las tiendas por departamentos, pues delante de ella están reconocidas empresas como Éxito y Carrefour, es un buen ejemplo de emprendimiento y desarrollo, ya que en la actualidad cuenta con 21 almacenes repartidos en siete ciudades del suroccidente del país, donde trabajan unas 4.000 personas.

Lo que comenzó como una venta de artículos para el hogar, en un modesto edificio de dos plantas, es hoy una de las empresas que más empleo generan en esta zona del país. Con la particularidad de que el 90 por ciento de los puestos de trabajo están ocupados por gente de la región y que más del 50 por ciento de las mercancías que se comercializan en sus almacenes, son producidas por empresas vallecaucanas.

Diapositiva1

Los buenos resultados obtenidos por La 14 en medio de este dinámico sector del comercio al detal, que en los últimos años ha registrado la llegada de agresivos competidores internacionales como Carrefour de Francia, y ahora Falabella de Chile, es una muestra del tesón de la familia Cardona. Pero más impactante aun es que la cadena vallecaucana continúe creciendo. Este año arrancará la construcción de su primera tienda en Bogotá, con lo que la compañía consolida su presencia nacional, y da un paso gigante para una empresa que sigue siendo familiar.

Los Cardona afincaron el desarrollo de su compañía en una fuerte cultura de servicio al cliente, además, en importantes inversiones en tecnología y en capacitación del recurso humano. Su constante evolución, tanto de los servicios como de sus espacios y nuevas sedes, convirtió a La 14 en la cadena de supermercados de mayor tradición y reconocimiento en el suroccidente colombiano. Parte de esa cultura familiar se hizo evidente en 2005, cuando la AFP Protección la destacó como una de las compañías con mayor promedio de ahorro de cesantías por parte de sus empleados, lo que la sitúa muy por encima del promedio nacional.

Sus cifras dan cuenta de una prudente y juiciosa administración, lo que le permitió obtener unos ingresos operacionales cercanos al billón de pesos en 2006. Apalancados en el liderazgo regional, hoy La 14 da la pelea por una porción del mercado en las ligas mayores; prueba de ello es que ocupó el puesto 45, entre las 100 empresas más grandes de Colombia. ¿Cuál es la historia detrás de este competidor silencioso?

En 1963, Jaime Cardona y sus hermanos, oriundos de Aguadas, Caldas, fundaron el primer almacén La 14 en Cali, donde se radicó esta familia. Su intención no era otra que entrar a satisfacer la creciente demanda de utensilios para la casa, en una ciudad que desde esa época recibía un importante movimiento migratorio al erigirse como epicentro del desarrollo en el occidente colombiano.

Durante los siguientes 20 años, La 14 amplió la gama de productos que ofrece a sus clientes. A los artículos para el hogar sumó la línea de mercado y víveres, luego la de útiles escolares y electrodomésticos. Para septiembre de 1983 los Cardona inauguraron su segundo almacén en la avenida sexta, arteria vial que sirve de ingreso al más exclusivo sector comercial de Cali. En poco tiempo, se dieron a la tarea de abrir 11 tiendas más, que ubicaron en los distintos polos de desarrollo de la ciudad.

A principios de la década de los 90, los Cardona decidieron ampliar su cobertura en el Valle del Cauca, y construyeron almacenes en Buenaventura, Tuluá, Palmira y Jamundí, bajo el mismo concepto de centro comercial. Estos se convirtieron con rapidez en punto de referencia obligado para las ciudades intermedias del departamento.