Gobernador electo del Cauca Oscar Rodrigo Campo Hurtado se reune con sus homólogos para iniciar construcción de planes para posconflicto

 

Los-gobernadores-del-posconflicto

Los gobernadores electos de los departamentos de Nariño, Meta, Arauca, Putumayo y Cauca se reunieron este miércoles con representantes de diferentes instituciones y sectores del Gobierno Nacional.

“La intención de este encuentro es hablar sobre la construcción del posconflicto en las regiones más afectadas por la violencia” señaló en nuevo mandatario electo de los Caucanos Oscar Rodrigo campo Hurtado.

El promotor del evento es el senador Antonio Navarro Wolff, ex constitucionalista experto en el proceso de reconstrucción del tejido social en medio del posconflicto.

Campo Hurtado, sostuvo esta importante  reunión con los  mandatarios seccionales electos Camilo Romero de Nariño, Marcela Amaya del Meta, Ricardo Alvarado del Arauca, Sorrel Aroca, gobernadora  del Putumayo  y el actual Gobernador de Nariño Raúl Delgado.

wpid-toribio1

El Cauca es el  Departamento propicio para la implementación de los acuerdos de paz que se logren firmar con las Farc. Esta región ha sido una de los más azotados por la violencias que ha asolado a Colombia y debería ser el escenario óptimo para que se comience a cerrar la herida dejada por la guerra y el conflicto armado interno de más de cinco décadas.

El llamado “enfoque territorial” que se menciona en los documentos de La Habana pone de manifiesto la necesidad de mejorar los diagnósticos que existen sobre las provincias y regiones del país. El mejor aporte de la sociedad civil organizada en una etapa de transición del fin del conflicto armado hacia la construcción de paz es participar del alistamiento para la implementación de los acuerdos en aras de que los mecanismos, reformas e instituciones encargadas de ello, lo hagan con base en las realidades y aprendizajes de la gente.

La organización social es un factor clave para el fin del conflicto. En el Cauca existe un amplio tejido social que tiene propuestas importantes y que está jugando un fuerte papel en la Cumbre agraria y popular que hace poco fue instalada por el Presidente Santos. Este es un buen espacio para darle voz a los sectores rurales que no fueron escuchados en su debida oportunidad, pero nunca es tarde.

Líderes de población afrodescendiente, indígena y campesina deben ser protagonistas con sus reflexiones, preguntas y propuestas. Las mujeres, los colectivos de víctimas y los jóvenes también son un referente que debe hacerse más visible en esta construcción. Pero hay que lograr que los partidos políticos, los gremios del sector privado y los movimientos urbanos también sean parte de estas discusiones.

El Cauca rural desde hace años trabaja en iniciativas de paz desde abajo, en organización y economías propias y en expresiones de resistencia al conflicto armado, teniendo claro que hay que seguir madurando para enfrentar los nuevos conflictos asociados a la tierra y los recursos naturales. Este departamento en el que se han presentado consecuencias de la guerra, es un buen escenario para la construcción de paz con altas dosis de participación política de las comunidades, las cuales a su vez deben encontrar los espacios para superar las diferencias que existen entre ellas.

Diapositiva1

El nuevo mandatario electo de  los Caucanos ha manifestado sobre el particular que  “Durante más de cinco décadas, el departamento del Cauca ha sido presa de un endémico conflicto armado, que hoy desde la perspectiva del gobierno nacional, parece ingresar a una etapa transicional que a mediano plazo potenciará verdaderas y efectivas condiciones de paz, entendida como una construcción social y colectiva, motivada por la idea de bienestar, desarrollo, reconocimiento y reconciliación. La esperanza como anhelo de las  comunidades caucanas no se puede ensombrecer por la idea de conflicto y guerra permanente. Tenemos claro que el Cauca debe constituirse en un escenario de  paz,   convivencia , diálogo y reconocimiento,, que desde la capacidad institucional, permita que las personas enaltezcan la  Caucanidad y sean parte activa en la Construcción de  la identidades sociales  diferenciadas”.