Maduro ordena cierre total de fronteras con Colombia. «Santos no se quiere reunir conmigo».

097076b0dc01decb3cdbb6f92c5aac9c

El presidente venezolano reforzó militarmente el estado Apure, fronterizo con el departamento de Arauca, y cerró por completo la frontera a la altura de La Guajira.

Continúan las medidas del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro en la frontera con Colombia. Esta noche anunció que extenderá el estado de excepción a cuatro zonas más que contemplan 10 municipios fronterizos con nuestro país: 7 en el estado Zulia y 3 en Apure.

frontera-venezuela-colombia

«He decidido, y quiero informarlo, activar las zonas número 4, 5, 6 y 7 de la Misión Nueva Frontera de Paz», aseguró Maduro, quien argumenta su decisión en que de esta forma combatirá el «paramilitarismo, el contrabando y la delincuencia colombiana» que se ha instalado en su país.

La zona número 4 corresponde a los municipios Jesús Enrique Lozada, Rosario de Perijá, Machiques de Perijá y la Cañada Urdaneta; la zona 5 a los municipios Jesús María Semprún, Catatumbo y Colón; zona 6 estado Apure; zona 7 los municipios Rómulo Gallegos y Pedro Camejo.

Esta nueva orden del mandatario venezolano, implica el cierre total de la frontera en el estado Zulia que limita con el departamento de La Guajira y del estado Apure, zona limítrofe con el departamento de Arauca. Se estima que esta medida incrementará el éxodo de colombianos desde Venezuela, que deberán usar las trochas arriesgando su vida para retornar al país.

 santos_y_los_indigenas_wayuu

Durante su alocución, el mandatario venezolano se refirió a la visita del presidente Juan Manuel Santos a los habitantes de Paraguachón, donde aprovechó para saludar a los militares venezolanos y anunciar medidas para hacer frente a la crisis humanitaria que viven los connacionales en este corregimiento fronterizo con Venezuela.

“La sensación que hay es que Santos no se quiere reunir, quizás por razones externas de Colombia (…) si es así dígamelo y empezamos a pensar en otra solución”, expresó Maduro a su homólogo colombiano.

cierre_de_fronteras_2

Manifestó que reforzará la presencia de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana con el Ejército, la Armada, la policía militarizada, la Aviación Militar Bolivariana, para “evitar provocaciones de aquel lado», refiriéndose a Colombia.

Horas antes de esta decisión, se conoció un comunicado de la Cancillería colombiana en el que informaba que tras una reunión de dos delegaciones de ambos países en San Antonio del Táchira, se había acordado crear tres comisiones para abordar la crisis fronteriza que ya va a cumplir un mes.

Los temas tratados fueron la «reunificación familiar, paso escolar transfronterizo y recuperación de enseres» de los colombianos deportados y otros que han huido de ese país por temor a ser capturados o maltratados. Hasta este momento han sido deportados 1.482 colombianos y 20.000 han abandonado Venezuela.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este martes tener la impresión de que su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, no quiere reunirse con él para dialogar sobre la crisis diplomática y fronteriza, al confirmar nuevas gestiones de Unasur para concretar esa cita.

«Hoy circuló una convocatoria para una posible reunión el lunes de Unasur en Quito de los presidentes (del bloque). Estoy listo para ir, ojalá se diera, pero tengo aquí en el corazón la sensación de que el presidente Santos no se quiere reunir», dijo Maduro en su programa semanal de televisión.

El mandatario dijo haber sido informado por su canciller, Delcy Rodríguez, de que la presidencia pro témpore de la Unasur, a cargo de Uruguay, convocó a una reunión de mandatarios del grupo para abordar la crisis.

Dirigiéndose a Santos, Maduro afirmó que «los problemas de la frontera no se resuelve viajando apuradito a Cúcuta o a Paraguachón» para decir que el gobierno va a «construir vivienda y a llevar agua».

Santos visita frontera con Venezuela en medio de tensión por expulsiones

«Se resuelven con un plan, son décadas de abandono de la frontera, no se resuelven con operaciones televisivas, mediáticas. Se resuelven si usted y yo nos vemos, nos sentamos a conversar con respeto», añadió el mandatario venezolano.

Santos visitó este martes Paraguachón (norte), uno de los pasos fronterizos cerrados por Maduro, donde declaró que sólo se reunirá con éste «si hay voluntad de solucionar los problemas» que originaron la crisis.

La canciller venezolana había informado más temprano de una convocatoria de la Unión de Naciones Suramericanas(Unasur) a una cumbre presidencial el próximo lunes en Quito.

Sin embargo, una fuente del gobierno colombiano consultada por la AFP aseguró que lo que está circulando es una carta del canciller argentino, Héctor Timerman,solicitando que se llame a una reunión presidencial extraordinaria en Quito, pero no una convocatoria formal de la Unasur.

El bloque suramericano y la secretaría pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en cabeza de Ecuador, impulsan esa cita, sobre la cual conversaron el pasado sábado en Quito Rodríguez y su homóloga colombiana, María Angela Holguín, sin que hubieran concretado una fecha para un encuentro presidencial.

Las relaciones entre Colombia y Venezuela se encuentran en crisis desde el pasado 19 de agosto, cuando Maduro ordenó cerrar amplios sectores de la convulsa frontera binacional, de 2.219 km, en respuesta a un ataque contra militares venezolanos atribuido por Maduro a «paramilitares colombianos».

De acuerdo con el gobernante socialista, la medida -que incluye el estado de excepción en varios municipios donde fueron restringidos algunos derechos civiles- también apunta a frenar el contrabando de extracción, que vincula con una aguda escasez de productos básicos.

Tras el cierre de los pasos limítrofes, las autoridades venezolanas deportaron a unos 1.500 colombianos indocumentados, cuyas casas, en algunos casos, fueronmarcadas y demolidas o no se les permitió sacar sus pertenencias. Otros 20.000 colombianos han retornado a su país por temor a ser expulsados, según datos de las Naciones Unidas.