El poder de  las urnas

Gloria Lorena Iragorri M.

Por: Gloría Lorena Iragorri Mosquera.

El próximo 25 de Octubre esperamos una importante jornada electoral regional, los ciudadanos tenemos el derecho y debemos de cumplirlo, de acudir a las urnas a votar por quienes habrán de gobernarnos y representarnos en las corporaciones regionales  y locales en los próximos cuatro años, se podrá elegir al candidato de las preferencias de los electores.

Desde luego que hay quien dice que no tiene caso acudir que para el asunto es lo mismo, y se expresan decenas de pretextos y hasta por apatía no quieren acudir a emitir su voto, hay desgano y frustración en muchos Municipios y Departamentos.

 Sin embargo, hay que recordar tristemente que quien no asiste a votar no tiene ningún derecho, posteriormente, de hacer reclamo alguno al gobernante electo, no tiene derecho ni siquiera a opinar por su pereza de no presentarse a emitir su sufragio y participar en esta oportunidad que nos ofrece la democracia, que no es perfecta, aún tiene vicios y costumbres amañadas, pero es posible de corregir con los años.

En algunas poblaciones  sin embargo existe bastante interés ciudadano, se ha visto en las campañas políticas, es una gran cantidad de electores los que asisten a las concentraciones o reuniones de trabajo, pero lo mejor es que se ha visto mucha juventud en todos los partidos y movimientos políticos.

Si nos diéramos cuenta la importancia de acudir a las urnas para fortalecer nuestra democracia sabríamos el poder que tienen las elecciones cuando elegimos, así nos equivoquemos muchas veces de  buena  fe.

Motivar la participación responsable de los Caucanos y Colombianos todos,  durante las próximas elecciones, debería ser  el propósito de muchas organizaciones y estamentos sociales, medios de comunicación y sectores de opinión,  para ir más allá del foco de sus actividades y actuar conjuntamente en la construcción de una nueva ciudadanía.

Es cierto que nunca como hoy la política había caído tan bajo. Esta seudodemocracia en la que vivimos no se ha caracterizado por tener partidos fuertes, la base de la democracia es el disenso, pero el poder de los ciudadanos está en las urnas.

Recordemos que en muchos lugares de Colombia no se gobierna con ideas, sino con hombres. Y que algunos  políticos les interesa la gente, lo cual no siempre es una virtud. También a las pulgas les interesan los perros.

glorialoriragorri@yahoo.com