Chile avanzó a la final de la Copa América en espera de su rival entre Argentina o Paraguay

Eduardo-Vargas-celebra-Chile-960x623

Eduardo Vargas fue la figura del encuentro al anotar el doblete del triunfo chileno.

El Nacional se vistió de rojo para presenciar la primer semifinal de la Copa América .

 

Chile y Perú, los protagonistas del juego que resultó emocionante y vibrante, pues nadie se esperaba que la visita se atreviera a atacar tan rápido.

 

A los 9′ Claudio Pizarro estrelló un balón en el palo derecho de Claudio Bravo tras un cabezazo. Primer anuncio inca.

Diapositiva1

Los dirigidos por Ricardo Gareca continuaron con la ofensiva. Orden y velocidad la fórmula peruana.

Carlos Lobatón lo intentó de media distancia, remate desviado al tiro de esquina.

Pero a los 20 minutos el partido cambió su rumbo. Carlos Zambrano excedió su fuerza y le puso una patada en la espalda a Charles Aránguiz, era su tercera imprudencia, y fue expulsado tras completar dos tarjetas amarillas.

De inmediato el DT Gareca envió a la cancha a Cristian Ramos y tuvo que prescindir de Cueva, volante mixto de gran aporte.

Chile recuperó el balón, Vidal, Alexis Sánchez y Medel de juntaron para buscar el gol de la tranquilidad ante un Perú con personalidad.

El hombre de más se hizo sentir y la ruta del gol apareció. A los 41′, Alexis Sánchez desbordó por izquierda, centró y Eduardo Vargas apareció para empujar la pelota y celebrar el primero de la noche en Santiago.

Para la etapa complementaria el técnico Sampaoli sabia que debía mover su equipo para controlar los contragolpes peruanos y realizó dos variantes. David Pizarro entro por Marcelo Díaz y Eugenio Mena en lugar de Miiko Albornoz.

 

La Roja no quería sorpresas y entró con el acelerador a fondo. Presión y velocidad ante la resistencia inca que con 10 jugadores aguantaba el partido.

Perú se volvió a tomar confianza y aprovechó los espacios en defensa. A los 53′ de nuevo Pizarro le ganó a los centrales chilenos, cabeceó pero su remate fue controlado por Bravo.

Mientras Chile llegaba, ocupaba y preocupaba sin convertir, Advincula desbordó por derecha, ganó la banda  y centró con la fortuna que Gary Medel la metió en propia puerta. Autogol en el Nacional y Perú empataba a los 60′.

Premio al orden y castigo al exceso de posesión. Pero alegría solo duró 3 minutos.

m1_768_chile_vs_peru_01

Perú intentó salir tocando, Guerrero la perdió y Eduardo Vargas desde unos 35 metros sacó un certero remate para vencer de nuevo a Gallese. Los 45 mil espectadores respiraban de nuevo.

El desgaste físico se empezó a sentir en los peruanos, estar con un hombre menos se pesó y Chile aprovechó inclinando la cancha a su favor.

La Roja controló los últimos minutos, manejó el ritmo del partido y sacó el partido que le resultó más complicado que los otros juegos en el Nacional.

Chile avanzó a la gran final que se disputará de nuevo en el Nacional el próximo sábado ante el vencedor de la llave entre Argentina y Paraguay