Un Messi infinito le da su 23ª Liga al Barcelona. Atlético O – Barcelona 1

1431882402_733870_1431890560_album_normal

El paraíso de Messi no tiene fin. Este prestidigitador del fútbol descorchó en el Calderón su séptima Liga con el Barça en los últimos diez años.

Y lo hizo con un gol messiánico, a su manera, con la lámpara siempre a punto. Fue la guinda al 23º título liguero de una entidad que ya no improvisa tronos, que ya no metaboliza hasta el hueso el victimismo, sino que lleva dos décadas con dosis masivas de éxitos.

Messi es el frac de una generación de ensueño, la que ya no alumbra Puyol y de la que previsiblemente se descolgará Xavi, la apoteosis azulgrana, honrado por la hinchada del Calderón. Los jugadores pasan, pero la idea permanece.

1431893376_035371_1431897296_noticia_normal

El Barça, incluso en las malas, es la expresión de un pensamiento propio en la que prevalece lo deportivo sobre lo mercantil. Desde los tiempos de Johan Cruyff decidió explorar una vía, un rasgo diferenciador.

El Barcelona consiguió hoy su vigésimotercer título de la Liga española de fútbol al ganar a domicilio 0-1 al Atlético de Madrid, con gol del argentino Leo Messi, a falta de una jornada para la conclusión del campeonato.

El Barcelona suma 93 puntos tras 37 jornadas, con una ventaja de cuatro unidades ya insalvables para el Real Madrid, pese a que se impuso en el campo del Espanyol 1-4, con triplete del portugués Cristiano Ronaldo y uno del brasileño Marcelo.

 La veta ha dado oro puro a este Barça que ahora va a por el triplete.