En Villarica le celebraron los 104 a Don Juan Nepomuceno

11201624_1123549880994308_2857062615646268337_n

Sueño, un buen apetito y cariño de muchos descendientes: esos son los secretos de la longevidad del  Chocoano Juan Nepomuceno,  habitante de Villarica que al cumplir 104 años este Viernes podría ser uno de los hombres  más longevos del  Norte del cauca.

Juan Nepomuceno Hinestroza Martínez, cumplió hoy viernes 8 de Abril  104 años de vida, baila e interpreta música del pacifico y está pensando casarse.

Una de las demostraciones de vida, de que se tenga noticias en el norte del departamento del cauca la personaliza un anciano de origen chocoano residente desde hace 28 años en el municipio de Villa Rica.

Se trata de Juan Nepomuceno Hinestroza Martínez quien por esas cosas del destino migró hasta el departamento del cauca en busca de nuevos horizontes y encontró un empleo como cortero de caña en los ingenios Bengala y la Cabaña donde laboró por muchos años hasta conseguir una pensión por vejez.

11150634_1123549950994301_502474699741707004_n

Una de las cosa a resaltar de este adulto mayor es su sentido del humor pues todo el tiempo está haciendo bromas y contando todo un historial de su vida de lo cual no se le escapa ni un solo detalle y asegura que “ Envejecer no es nada; lo terrible es seguir sintiéndose joven”.

Tuvo cinco mujeres y recuerda que de la última nacieron ocho hijos. En total tiene cuarenta nietos, veinticinco bisnietos y se le escapa la cuenta de los tataranietos y demás descendientes.

Pero lo importante es que Juan Nepomuceno se ha conservado al lado de su familia y sueña vivir muchos años para seguir echando coplas y cantando música del pacifico acompañado de marimbas, guasa y tambor en sus cumpleaños.

21700_1123549890994307_4456915632604334367_n

El padre Edison Bolaños Sacerdote  Diocesano de  la  Parroquia  San Roque ofreció una  Eucaristía por el cumpleaños de  este personaje  que lúcidamente  sostiene que “La vejez comienza cuando el recuerdo es más fuerte que la esperanza”.

ALFREDO VIVEROS BALANTA