LA SUPERCORTE DE JUSTICIA PUSO FIN A LA YIDISPOLÍTICA

25f0f7a995e245f283ed6324c078c82e

La Ex Parlamentaria  Yidis Medina Padilla hoy celebró que la Corte haya condenado a quienes ella señaló de haber participado del cohecho que dio inicio al escándalo que lleva su nombre, porque “me están dando la razón”.

La ex congresista Yidis Medina fue la protagonista estelar de todo el proceso que terminó con las condenas este miércoles de dos ex ministros y un secretario de la Presidencia de la República.

Ella durante más de seis años insistió en que Sabas Pretelt, Diego Palacio y otros funcionarios del gobierno Uribe le ofrecieron puestos para que votara en el Congreso el acto legislativo de la reelección presidencial  y hasta sostuvo que el ex presidente  Alvaro Uribe Vélez se le arrodilló en el baño del Palacio presidencial para  suplicarle que votara  la reelección presidencial.

Yidis-Medina-P1-549x366

Yidis fue condenada a cuatro meses de prisión. Ella contó todo cuanto sabía e involucró a ambos ex ministros, Sabas Pretelt y Diego Palacio, en las irregularidades.

Ahora, cuando la Corte Suprema los condenó a cinco años de prisión, reaparece. En  sus primera declaraciones  a  los medios de comunicación aseguró que se siente segura y que siempre dijo la verdad.

Yidis Medina (en audiencia)

“Estoy tranquila. Hay justicia divina y exalto la labor de la Corte Suprema en este fallo. Hoy no soy yo quien dice que los ministros cometieron irregularidades, es el alto tribunal”, comentó Yidis.

Lo dice porque a lo largo de todo este tiempo Sabas Pretelt, particularmente, aseguró que ella decía mentiras en cuanto a que recibió notarías ofrecidas por él.

“Lamento que los ministros no hayan querido contarle la verdad al país. Me trataron de mentirosa, delincuente y criminal. Sufrí toda clase de calificativos negativos, pero hoy brilla la verdad”, dijo la ex parlamentaria a este portal.

Yidis, como congresista, recibió una de las notarías que entonces se entregaron a congresistas. Eso fue lo que se llamó la ‘Yidispolítica’, una serie de hechos derivados de la entrega denominada la ‘feria de las notarías’. En su caso recibió una en Barrancabermeja (Santander).

La primera condenada

Yidis Medina se acogió a sentencia anticipada y la Corte Suprema, por no tener antecedentes judiciales, decidió beneficiarla con la detención domiciliaria reconociendo su colaboración con la justicia.

En contra de Medina la Corte consideró como agravante que, ostentando un cargo de elección popular, “traicionó el interés colectivo a cambio de dádivas para beneficiarse particularmente”. Cumplió su condena y luego fue señalada en un proceso por presunto secuestro.

De ese hecho salió avante y ahora espera a que se defina una millonaria demanda, pues estuvo en la cárcel injustamente.