EL CALI FUE DERROTADO EN CASA 0-2 ANTE ENVIGADO

10941421_873256769382296_5670870374653972355_n

«Hoy nos faltaron cuatro jugadores pero el problema es perder con la actitud que se jugó hoy» Pecoso castro. «Tengo vergüenza con la afición y los directivos»,Dijo el técnico Azucarero.

Deportivo Cali cedió el sábado en la noche el invicto que traía en casa y la buena campaña que cumplía en la Liga al caer 0-2 ante el Envigado.

En el duelo de canteranos, los del onceno naranja lucieron más ambiciosos y decididos que los del Cali, que se vieron sin chispa, sin poder de reacción y sin fútbol.

11102929_873201022721204_4325567830810433520_n

«Acepto perder cuando el rival es superior, pero hoy no me voy tranquilo porque hubo falta de actitud»,  Sostuvo  al final del partido el técnico del equipo Caleño el Pecoso Castro.

A los 34 minutos el visitante abrió la cuenta con un golazo de media distancia de Cristian Arango, quien aprovechó un error en la salida del Deportivo Cali y con un derechazo rastrero batió a Ernesto Hernández para el 1-0.

Y cerró la cuenta con otra anotación de gran factura a los 82. Fabio Burbano maniobró muy cerca de la media luna y cuando tuvo el espacio sacó un violento remate que superó el esfuerzo del portero verdiblanco.

11140017_873226779385295_8511461811777779446_n (1)

El resultado fue justo por lo que se vio en el estadio del Deportivo Cali. Apenas comenzando el encuentro, Hárold Preciado estrelló un remate en uno de los verticales. Pero eso fue lo único que hizo el goleador del torneo porque el resto del compromiso pasó totalmente inédito.

Y mientras en el local algunos jugadores como Miguel Murillo, el mismo Preciado, Víctor Arboleda y Andrés Roa no tuvieron una buena producción, en el visitante sí tuvieron una buena noche jugadores como Fabio Burbano, Cristian Arango, John Méndez y en el fondo Juan Camilo Saiz y Jefferson Gómez.

Los azucareros en el periodo complementario tuvieron opciones con dos cabezazos de Guazá y un remate de Santos Borré, pero no tuvo fortuna para vulnerar el pórtico de Breiner Castillo.

Al final el partido se liquidó con un 2-0 que dejó un mal sabor para los verdiblancos porque perdió su invicto en casa, y una enorme alegría para el Envigado porque en el duelo de cantera sus jóvenes promesas dieron un golpe de autoridad en el estadio del Deportivo Cali.