LA VÍA DOLOROSA SE VIVIÓ EN LA PARROQUIA GUADALUPE DE SANTANDER DE QUILICHAO

11050809_866649846709908_8172234825181959039_n

La Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe de Santander de Quilichao hizo su viacrucis de Viernes  Santo por los barrios Porvenir, Vida Nueva y Morales Duque, en donde centenares de feligreses vivieron las distintas estaciones de la vía dolorosa.

El padre Mauro Yesid Guaca, Párroco de este sector recordó que se concede indulgencia plenaria a los fieles cristianos que devotamente hacen las Estaciones de la Cruz.

11080916_866649950043231_2725038822116316630_n

“El ejercicio devoto de las Estaciones de la Cruz ayuda a renovar nuestro recuerdo de los sufrimientos de Cristo en su camino desde el praetorium de Pilato, donde fue condenado a muerte, hasta el Monte Calvario, donde por nuestra salvación murió en la cruz.” Dijo el sacerdote  Diocesano.

11081026_866653676709525_5285443507506114137_n

“Esta devoción es de gran importancia para la vida cristiana. Nos da la oportunidad de contemplar la pasión y muerte de Jesús, nuestro Salvador. Contemplación de los dolores en el cuerpo y en el alma del Señor. Recorrer la Vía dolorosa actualizando sus sufrimientos. La pasión de Jesús es real y actual. El motivo de sus dolores es el de siempre: el pecado. Cada vez que un cristiano peca, de algún modo crucifica de nuevo a Cristo. En cambio, cuando llevamos por amor a Jesús la cruz de cada día podemos decir, como San Pablo: Completo en mi carne lo que falta a la Pasión de Cristo en beneficio de su cuerpo, que es la Iglesia» señaló el Padre Guaca.